La apuesta de UM (2) y NIL (2) a favor de un gobierno de progreso con el PSOE (3) está resquebrajada, lo que permitirá al PP (3) entrar en la lucha por la alcaldía, que el PSOE reclama para sí los próximos cuatro años a UM y NIL dos de sus posibles aliados. El PSOE reconoció ayer que "no bastarán ni dos ni tres días para llegar a un acuerdo", conscientes de poder iniciar el mandato en minoría por ser el partido más votado.

UM y NIL tienen su línea programática cerrada de cara a colaborar con el PSOE, pero reclaman una cuota de alcaldía dado su peso representativo. El NIL, el mejor aliado preelectoral del PSOE, se mostró ayer "defraudado" por el nivel de "egoísmo político demostrado por algunos dirigentes socialistas" y sugirió que "bajen de las nubes y se atrevan a gobernar en minoría", con sólo tres de los once ediles. Luego alertó de las consecuencias de las "heridas" que deje abiertas ahora el PSOE.