El Consell de Mallorca está estudiando la posibilidad de subrogarse las competencias al ayuntamiento de Andratx y acometer la realización de unas Normas Subsidiarias (NNSS), ya que el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es el más viejo de España y data de 1976.

Se trata de una petición realizada en reiteradas ocasiones por el portavoz del PSM en el Consell, Antoni Alorda, debido a la falta de acuerdo y el enfrentamiento existente entre el alcalde y la institución insular que ha provocado que Andratx no haya podido aprobar su nuevo planeamiento urbanístico.

"Es inconcebible -apunta Alorda- que haya un municipio que funcione con una normativa urbanística de 29 años. Es muy desarrollista y es más que urgente cambiarla y adaptarla a la actualidad". Según el nacionalista, si el Ayuntamiento no lo hace o bien lleva exceso de tiempo intentándolo, "el Consell tiene autoridad para subrrogarse sus competencias y realizar unas normas urbanísticas".

El pasado mes de julio se llevaron a debate en la Comisión Insular de Urbanismo las nuevas Normas Subsidiarias de Andratx. Después de un duro debate con la negociación una a una de las zonas urbanas a incluir se rompió la negociación con el alcalde, Eugenio Hidaldo (PP), y la presidencia de la Comisión, en manos de UM, decidió suspender la nueva normativa urbanística, enviándola de nuevo al Ayuntamiento. Desde la institución insular alegaron que el alcalde intentaba incluir zonas urbanas que habían sido desclasificadas años atrás. La falta de acuerdo ha llevado al PSM a pedir la subrogación en varias comisiones, cosa que el Consell no ha descartado.

Competencia municipal

El alcalde Eugenio Hidalgo explicó que si el Consell se arroga las competencias para hacer unas nuevas NNSS será "un ataque a las competencias municipales". Para Hidalgo, "el PSM tenía razón cuando dijo que más vale tener las normas nuevas que un PGOU desfasado y yo dije que hicieran lo que consideran oportuno". El alcalde calificó de "puro teatro" el debate en el Consell.