El obispo de Mallorca, Jesús Murgui, visitó ayer la parroquia de Muro para presidir la celebración de la Eucaristía y asistir, tras una reunión con el consejo parroquial, al acto de inauguración de la restauración que el taller diocesano realizado sobre el retablo de las Ànimes del Purgatori y de la pintura dedicada a Sant Ignasi y Santa Catalina de Sena.

El retablo de las Ànimes del Purgatori cuenta con una talla policromada del Sant Crist de les Ànimes en la parte central y dos ángeles músicos en los laterales. No se han hallado documentos que informen del autor o la fecha de creación de la obra de arte, aunque se cree que podría ser del segundo tercio del siglo XVII.

Por su parte, la pintura que también fue inaugurada se realizó entre los siglos XVII y XVIII.