La conselleria de Agricultura se ha comprometido a restablecer el suministro de agua para unas 300 fincas agrícolas que no pueden regar debido al desvío de la vieja canalización de la fuente de s´Hort d´en Salat que tuvo lugar en 1980. Ese año, una finca que se inundaba con el excedente del agua decidió alterar el curso de la acequia de los regantes desviándola a un torrente. Al parecer, ello supuso la interrupción del suministro y desde entonces no se ha restablecido, en parte porque en las últimas décadas el sector primario ha ido en declive.

En un encuentro con los vecinos, en el marco de la campaña del PP Volem escoltar a tothom, volem parlar amb tothom, la consellera del ramo, Margalida Moner, ha instado a los interesados a formar una comunidad de regantes y ha garantizado la ayuda para restaurar la acequia. El canal hidráulico, una vez restaurado, podrá abastecer a unas 300 parcelas agrícolas de los predios del Molí Tarrassó, Molí de Dalt y Es Molinet.

La consellera Moner, ha explicado a los vecinos de Artà asistentes a la charla que en municipios como Sóller, Manacor, Estellencs y Banyalbufar ya se han llevado a cabo o se están impulsando actuaciones de este tipo, dirigidas a recuperar las antiguas canalizaciones de regadío. La Conselleria pone como ejemplo de este tipo de iniciativas el reciente anteproyecto de rehabilitación de la zona de regadío de Coa Negra en Santa Maria.

En cualquier caso, la creación de una comunidad de regantes resulta básica para que el Govern pueda financiar el proyecto de reforma de las antiguas canalizaciones habilitadas a partir de una de las fuentes naturales de mayor caudal de la sierra artanenca.

Moner se ha reunido con los vecinos acompañada por el portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Fernando Rubio, la portavoz municipal Concha Morey y el edil Bartolomé Palmer.