El pleno del ayuntamiento de Sóller celebrado ayer acordó el cambio de emplazamiento del futuro pabellón polideportivo que se construirá en el municipio cuyo coste global ascenderá a seis millones de euros. La oposición manifestó su preocupación por la financiación del proyecto del que el ayuntamiento sólo dispone de la mitad del dinero.

El proyecto inicial que se presentó al Govern para su inclusión en el plan de desestacionalización turística preveía la construcción del complejo en las inmediaciones de la zona del Puig, lugar donde ya existe un colegio público y otro recinto polideportivo. Tras la compra por parte del Govern de los terrenos de la colonia militar de Son Angelats, el equipo de gobierno decidió cambiar el lugar donde se ubicará el pabellón a favor de Son Angelats, tal y como preveían en el momento en que solicitaron la ayuda al Govern en tanto que las negociaciones para la compra de la colonia militar ya estaban en marcha. Además de trasladar el pabellón, el ayuntamiento acordó ceder la encomienda de las obras y gestión al Consorcio Pla D, integrado por el ayuntamiento y la Conselleria de Turismo.