Las familias de los niños discapacitados reciben una beca anual del Estado de 400 Euros. En el caso de las 44 familias de chavales que acuden al colegio de educación especial Joan XXIII de Inca y tienen que pagar el autobús para acudir a clase, destinan esta beca a sufragar parte del transporte. En cambio desde el APA comentan que la medida de Educación de pagar el transporte sólo a una línea hace que los de la zona del Pla, y en concreto Sineu, puedan destinar estos 400 euros de la beca a otras necesidades del niño con discapacidad.