"Deseo lo mejor para el pueblo" y "daré lo mejor de mí" fueron algunas de las frases que pronunció en su discurso Maria Bonet, desde ayer nueva alcaldesa del municipio de Ses Salines. De esta forma, por primera vez en la historia de este término de la comarca del Migjorn, una mujer posee la vara de mando. En la misma sesión, Antoni Vicens juró el cargo de regidor entrante del PP.

El relevo en la alcaldía se produce tras el escándalo desvelado por DIARIO de MALLORCA el pasado mes de julio. El alcalde de entonces, Sebastià Vidal, intentó legalizar sus cuadras y vivienda de la finca de na Fonda, a través de la obtención del interés general por parte del Consell de Mallorca e informes favorables del Govern y una decena de alcaldes del PP.

Al acto de ayer acudieron altos cargos del PP, destacando su presidente insular, Pere Rotger, y el secretario general, Jose María Rodríguez. Asimismo, estaban los alcaldes de Campos y Santanyí, ediles conservadores de diferentes municipios, la dirigente del Institut de la Dona, Isabel Llinàs, y el artista Rudy Schwizgebel, entre otras personalidades. Vecinos y familiares de los políticos tampoco faltaron a la cita.

El pleno comenzó a las 13 horas, y fue introducido por el primer edil en funciones, Rafel Serra, que tras la dimisión voluntaria de Vidal renunció a sustituirle y cogió las riendas del Ayuntamiento de forma provisional. Tanto Serra como Bonet se expresaron con gran claridad, y el público hizo hasta tres ovaciones. La primera para felicitar la incorporación de Antoni Vicens (de 32 años y empresario de la construcción) al equipo de gobierno; la segunda tras el discurso de Maria Bonet y, la última, para salir de la sala. Antes, el PSOE propuso sin éxito a su candidato Sebastià Burguera como alternativa a Bonet. No obstante, ella obtuvo los votos favorables del PP, UM y Sud Unificat y ya no se votó la candidatura socialista.

Al término del pleno, Pere Rotger, destacó la "coherencia" y "cohesión" del tripartito, alabando el anuncio de Bonet de potenciar el día a día y aproximarse más a la ciudadanía, sus ganas de trabajar y humildad. De Vidal, Rotger comentó que "es una gran persona", apuntando que "todos nos podemos equivocar". En este sentido, consideró que el caso Vidal resultó "complejo" y "faltó más información", mostrándose convencido de que el proyecto de centro hípico en la finca de na Fonda "llegará a obtener el interés social en el futuro".