Las ratas y los conejos con los grandes propagadores del carpobrotus. Un estudio de la doctora del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) Anna Traveset revela el alto poder reproductor de esta planta invasora indicando que las ratas, los conejos y en general los roedores tienen una función muy especial a la hora de extender la plaga de ´patata frita´ esparciendo sus semillas. Las ratas y los conejos, según explica la doctora Traveset, son unos pésimos esparcidores de semillas debido a que su tracto digestivo las destroza. En cambio las de carpobrotus son consumidas por los roedores y al ser muy diminutas y resistentes pasan enteras a través de los intestinos y salen con los excrementos. Mediante este sistema la planta invasora avanza a gran ritmo. En es Trenc son muy abundantes las ratas, los conejos y todo tipo de roedores y consumen semillas de carpobrotus.