La mayoría de pasos de peatones de la ciudad apenas son perceptibles para conductores y viandantes. La señalización horizontal es una de las lagunas en materia de seguridad. El Ayuntamiento estudia la contratación de una empresa dedicada a estos cometidos.