Un total de once niños saharauis que han sido acogidos por familias de Llucmajor hasta finales de agosto visitaron ayer el Ayuntamiento, donde fueron recibidos por el alcalde en funciones, Joan Jaume, y la concejala de Acción Social, Miquela Barceló.

El Ayuntamiento ofreció a los niños, que tienen edades comprendidas entre los seis y los once años, el carnet gratuito para utilizar las piscinas municipales, así como invitaciones para entrar a dos parques acuáticos de la isla. También se les entregó una bolsa con diversos obsequios.

Al finalizar el acto de acogida de los pequeños saharauis, estos se quisieron fotografiar con los dos gigantes de Llucmajor, Miquel y Càndida, situados en la entrada de la casa consistorial.