La ex alcaldesa de Calvià, Margarita Nájera, declarará el próximo día 17 de septiembre en el juzgado de instrucción número siete de Palma con motivo de la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento por un presunto delito continuado de malversación de fondos públicos.

La denuncia fue presentada en octubre del año 2003 al haber encontrado el actual equipo de gobierno PP-UM una serie de facturas en la que se relacionan gastos que el Ayuntamiento considera "privados" por valor de 120.000 euros provenientes de la caja de alcaldía que Nájera, presuntamente, habría invertido en ropa, objetos de joyería, libros y regalos.

Hace dos semanas aparecieron más facturas comprometedoras, poco después de unas afirmaciones del PSIB-PSOE que insinuaban que el alcalde Delgado formó parte de la famosa expedición al Rasputín moscovita, una coincidencia que los socialistas ven "sospechosa". Las facturas halladas delatan gastos de hasta 5,7 millones de pesetas efectuados en numerosos viajes de Nájera por todo el mundo durante su última legislatura como alcaldesa, entre 1999 y 2003. Por ello, el Ayuntamiento ha solicitado al juez una ampliación de la primera denuncia al considerar que los gastos con dinero público eran "evidentemente personales".

Por su parte, Margarita Nájera sólo ha reconocido un gasto particular con dinero público de todas las facturas presentadas al juez, correspondiente a una comida en el World Trade Center de Nueva York durante un viaje privado realizado en septiembre de 1999. La ex alcaldesa, que pagó la factura con la Visa municipal al haber extraviado la propia, según su versión, reintegró las 31.700 pesetas de la comida al regresar a Calvià y así lo constató el martes el Ayuntamiento, tal y como publicaba ayer este diario.

El resto de facturas no han sido desmentidas por la ex alcaldesa, quien considera que son legales al haberse originado durante el transcurso de viajes de carácter institucional por distintas partes del mundo. A su entender, todos estos gastos que se le imputan están "fiscalizados y justificados".

--

el dato

Una comida en Londres por casi 93.000 pesetas

Entre las facturas presentadas al juez figuran numerosos gastos efectuados en restaurantes de distintas partes del mundo. Así, la factura más costosa corresponde al restaurante indio londinense La porte des indes, que asciende a casi 93.000 pesetas, fechada el 17 de noviembre de 1999.

En abril del mismo año 1999, Nájera y compañía comieron en el restaurante-mirador Windows on the world, situado en lo más alto del desaparecido World Trade Center neoyorkino, por 59.473 pesetas. Otra factura, fechada en julio de 2000, se refiere a una comida en El Corte Inglés de Madrid por un total de 18.180 pesetas. En el restaurante de comida vasca Sagardi Argenteria de Barcelona figura otro gasto de 13.000 pesetas en noviembre de 2001.

Muchos otros gastos que figuran en las facturas presentadas en la solicitud de ampliación de la denuncia corresponden a cantidades más bajas de restaurantes situados en Madrid, Barcelona, Donosti y Mallorca, principalmente en una pizzería de Palmanova.