Adiós al pésimo estado de la carretera entre Pòrtol y Santa Maria del Camí, cuyas características le valieron el poco mérito de ser una de las peores carreteras de Mallorca, además de "súper peligrosa", como la tildó ayer el director insular de Carreteras, Gonzalo Aguiar.

La presidenta del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar, inauguró ayer la reformada carretera, de 3 kilómetros de longitud, especialmente vital para el pueblo de Pòrtol (en Marratxí) al servirle de acceso con la autopista Palma-Inca y Santa Maria.

Hasta ahora esta vía se asemejaba más a un camino rural que a una verdadera carretera. Carecía de arcenes y drenaje -"cuando llovía hacía las funciones de torrente", recordó muy bien el conseller insular de Obras públicas, Antoni Pascual (UM)-, y su trazado era muy irregular, con curvas muy cerradas, mala visibilidad y un asfaltado tercermundista. El Consell ha tardado lo suyo en arreglarla -19 meses-, aunque lo justifica por "las continuas modificaciones para mejorar el proyecto y los acuerdos con los propietarios de fincas para la cesión voluntaria de los terrenos", informó Pascual. "Esto siempre acarrea más tiempo, pero al final la gente se queda más contenta", apostilló luego Munar.

La presidenta loó la política de carreteras del Consell: "Queremos unas vías modernas y seguras, pero adaptadas al medio; la estética es muy importante para el turismo de calidad, del que tanto se habla".

---

La imagen

satisfacción de ambos ayuntamientos. Tanto el teniente de alcalde de Marratxí, José Ramón Bauzá (PP), como la alcaldesa de Santa Maria, Rosa Vich (PSM), no ocultaban su satisfacción por la conclusión de las obras. El conseller Pascual alabó la colaboración municipal, que ha permitido -dijo- mejorar sustancialmente el proyecto. La presentación pública de la nueva carretera a los medios se realizó en la nueva entrada de Pòrtol, donde se ha construido una pequeña glorieta iluminada.