Las obras para instalar césped artificial en el campo de fútbol municipal y la remodelación del polideportivo se han iniciado esta misma semana.

El proyecto asciende a un total de 660.000 euros. El Consell se hará cargo de un 70% del presupuesto mediante el plan de obras y servicios. Las empresas Lluís Sastre y Poligras se han unido para realizar la instalación del césped artificial y para acondicionar las instalaciones eléctricas del recinto polideportivo. Se espera que las obras estén finalizadas la primera quincena de setiembre.

Para el alcalde, Joan Rotger (PP), estas obras eran necesarias "para mejorar las condiciones de las siete categorías de fútbol que utilizan el campo y dotarlas de instalaciones adecuadas". Por su parte, para Arnau Amer (PSM), el proyecto "no era una necesidad para este municipio, sí lo es el centro de día", asegura el líder de la oposición.

Conferencia

En otro orden, esta noche a las 22 horas en el casal de cultura, el profesor de la UIB Macià Blázquez dará una conferencia sobre turismo y medio ambiente.