La reconversión de la actual rotonda de la carretera de Porreres en un puente, actuación prevista en el desdoblamiento de la carretera Palma-Manacor, topa con la oposición del Ayuntamiento que en el pleno de anteanoche acordó presentar una alegación al proyecto. Con los votos a favor del PSM (7) y la abstención de PP (3) y UM (1), el consistorio expresó su protesta "porque en municipios en igual situación que Vilafranca, como Algaida y Montuïri, se mantiene la rotonda y aquí la eliminan". El delegado coordinador, Jaume Català, subrayó que el puente con carriles de incorporación al desdoblamiento arrancará desde el Turó den Beleto, "una zona arqueológica que el propio Consell tiene catalogada y que no ha tenido en cuenta a la hora de redactar el proyecto viario".

El PSM cree la actual rotonda que permite el acceso directo desde la carretera de Palma y de las carreteras de Porreres y Felanitx "debe mantenerse para evitar el aislamiento de la localidad".

El Consell considera por su parte que la rotonda en el cruce de la carretera de Palma con la de Sant Joan, a menos de un kilómetro de Vilafranca, y que contará con carriles en paralelo para entrar y salir de la villa, será una vía de acceso suficiente.

El yacimiento arqueológico del Turó den Beleto está catalogado después de que se hayan localizado en esta zona vestigios del paso de las civilizaciones romana y árabe, si bien el estado de conservación actual de este enclave, de titularidad privada, es deprimente.