Las tarifas que se aplican en las zonas de aparcamiento regulado (ORA), así como el estacionamiento en la plaza Jordi Caldentey y la plaza de Sant Jaume, sufrirán un aumento medio del 56 por ciento, según anunció ayer el delegado de Servicios Generales, Antoni Frau (PP). Con los incrementos acordados por la sociedad anónima municipal (SAM), aprobados anoche por el pleno con el voto a favor de todos los grupos excepto ALM-UM, se pretende potenciar el uso de los aparcamientos públicos subterráneos.

En las áreas ORA el estacionamiento durante 60 minutos costará un euro, cuando hasta ahora se pagaban 0,55 euros. Por una hora y media se deberá abonar un tique de 1,50 euros, frente al 0,85 actual.

El incremento más desorbitado se aplicará a la tarifa para residentes en zona azul que pasará de los 21,04 euros anuales a 125 euros en la ciudad y de 15,03 a 73 euros en Porto Cristo. En Palma la tarifa anual es de unos 30 euros. Esta variación al alza del 495 por ciento en Manacor se debe, según Frau, a que la utilización de un plaza de estacionamiento de pago por parte de un residente impide que se recaude hasta 837 euros anuales por la ocupación de esta misma plaza mediante tiques. Frau dijo desconocer el número de beneficiarios de la tarjeta residente.

El responsable de Servicios Generales, en calidad de presidente de la SAM, indicó que los aumentos son inevitables para no generar pérdidas en la gestión de los aparcamientos y destacó que las nuevas tarifas tienen el beneplácito de la mayoría de fuerzas políticas "representadas en el consejo de administración".

Para potenciar el uso de los aparcamientos subterráneos la asociación de comerciantes del centro y el Ayuntamiento han llegado a un acuerdo por el cual se expedirán paquetes de 100 tiques de una hora por valor de 60 euros. El precio actual es de 0,60 euros por una hora y por tanto los comerciantes, en relación a la tarifa actual, no se benefician un sólo céntimo, sí lo harán en cuanto entren en vigor las nuevas tarifas que establecen 0,80 euros por hora.

Antoni Frau, destacó que a mayor tiempo de estacionamiento en las plantas de Sant Jaume y Jordi Caldentey las tarifas disminuyen proporcionalmente, en relación a las actuales. Sin embargo, las futuras tarifas establecen el pago de 2 euros por 4 horas cuando con las aún vigentes, por la misma franja horaria, se pagan 2,01 euros.

En cuanto a la falta de una campaña promocional de los aparcamientos, Frau declaró ayer que "no sobra, pero tampoco es imprescindible, porque la gente de Manacor ya sabe de la existencia de estos dos espacios ". Frau reconoció que el equipo de gobierno (PP-AIPC) está estudiando la privatización de la gestión de los servicios tanto de la zona azul como de los aparcamientos subterráneos.

Gestión de la señalización

Por otra parte, la delegada de Interior, Isabel Febrer (PP), anunció la modificación de los estatutos de la SAM para que la sociedad municipal pueda asumir la gestión y el buen mantenimiento de la señalización vial vertical y horizontal, que hasta ahora se concede a empresas privadas.