Vox Palma reclama al Ayuntamiento que analice qué efectos tendrá la Zona de Bajas Emisiones en el comercio

Considera que la futura área de circulación restringida en el centro de Palma es consecuencia de "criterios técnicos inadecuados basados en la agenda 2030"

Los coches más contaminantes no podrán entrar en el centro de Palma desde el 1 de enero.

Los coches más contaminantes no podrán entrar en el centro de Palma desde el 1 de enero. / Manu Mielniezuk

Vox quiere que el Ayuntamiento de Palmaanalice qué efectos tendrá para el comercio la implementación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el centro de Palma, un área entre Avingudes y el mar en la que se prohibirá la circulación a los vehículos más contaminantes. De este modo, el partido presentará una proposición en el pleno del 25 de julio "para mejorar la situación del comercio" en el centro de la ciudad que incluirá un punto específico sobre las consecuencias de la ZBE para negocios y pequeñas empresas a partir del 1 de enero, cuando entrará en vigor.

El partido de Fulgencio Coll expresa su desacuerdo con que "se haya decidido que el centro de Palma" sea Zona de Bajas Emisiones. "Consideramos que esta decisión se ha tomado con criterios técnicos inadecuados y basados en la agenda 2030. Asímismo, son discriminatorias las limitaciones o restricciones que afectan a los titulares de los vehículos afectados por tales medidas", señala Vox.

La formación pone en duda las mediciones de emisiones que se realizan para justificar la ZBE , y expresa que esta área restringida "va a suponer un problema para muchas familias que no pueden comprarse un coche de última generación y que disponen de un coche viejo". Del mismo modo, considera que "perjudicará gravemente" al comercio del centro de la ciudad. "Las patronales del pequeño y mediano comercio nos han manifestado ya su descontento con esta futura implantación de la ZBE en Palma", justifica Vox su proposición.