Náutica

Cruceros Marco Polo, 58 años recorriendo el Port de Palma

Esta empresa familiar realiza desde hace más de medio siglo excursiones marítimas por el Port de Palma, muy apreciadas por los turistas pero desconocidas por la mayoría de mallorquines

Cruceros Marco Polo, 58 años recorriendo el Port de Palma

Cruceros Marco Polo, 58 años recorriendo el Port de Palma / Manuel R. Aguilera

Desde hace muchos años es posible realizar un recorrido marítimo por el Port de Palma de manera que es posible visionar de cerca las embarcaciones surtas en él así como toda la actividad portuaria. Además de poder ver con una perspectiva diferente algunos de los monumentos más representativos como son la Catedral, el Castell de Bellver o el faro de Porto Pí.

La empresa que se dedica a esta actividad se denomina Marco Polo y cumple este año su 58 aniversario realizando esta excursión marítima. Se trata de un paseo sorprendente e interesante, más conocido por los turistas que por los propios mallorquines

Todo comenzó en el año 1966, cuando la naviera Marco Polo fue fundada por don José Escandell y empezó a realizar recorridos turísticos por el Port de Palma. Su primera embarcación se llamaba Virgen del Carmen y fue construida en Pollença, tenía 14 metros de eslora y una capacidad para 47 pasajeros. Hoy en día esta excursión se sigue realizando, no con la embarcación original, sino con otra nueva que tiene el nombre de Mar y Sol II, de 20 metros de eslora y una capacidad para 87 turistas y tres tripulantes.

La salida se puede efectuar desde dos sitios diferentes: bien desde muelle de las Golondrinas situado frente al Auditorium, o bien desde la Escala Real, frente a la Llotja.

Cruceros Marco Polo, 58 años recorriendo el Port de Palma | MANUEL R. AGUILERA

Cruceros Marco Polo, 58 años recorriendo el Port de Palma | MANUEL R. AGUILERA / Manuel R. Aguilera

Finalizando en el mismo punto desde donde se inició la partida, el recorrido dura aproximadamente una hora, y durante su transcurso se puede visionar a corta distancia toda la actividad portuaria. Desde la dársena pesquera, pasando por las dos zonas de reparación de yates, Astilleros Mallorca y STP, El Real Club Náutico, los diferentes pantalanes del Paseo Marítimo, el Club de Mar, donde con un poco de suerte se admirará algún megayate allí atracado, los muelles de poniente y la zona del dique del Oeste, con toda la actividad comercial de la zona, cruceros, ferrys, etc. También aparece el Castillo de San Carlos y el faro de Porto Pí.

La Mar y Sol II se aproxima a la zona de la Catedral, lo que permite observarla junto con los monumentos adyacentes desde el mar y con una perspectiva muy diferente a la habitual. Finalmente se volverá a la zona portuaria, terminando el recorrido pasando muy cerca de las instalaciones de los muelles comerciales.

La empresa Marco Polo, que ha pasado de padres a hijos, es regentada hoy día por Paco Font, que a su vez es el patrón de la embarcación. Comenta que la excursión, que tiene un precio de catorce euros y medio por persona, la realizan sobre todos turistas extranjeros, aunque también viene bastante turismo nacional. Pero echa en falta la visita de mallorquines, que se verían sorprendidos por la belleza del recorrido. Normalmente hacen varias salidas diarias desde las once a las quince horas, de lunes a sábado.

Suscríbete para seguir leyendo