Més pide que Palma quede fuera de la normativa urbanística del decreto de simplificación

Neus Truyol advierte de las implicaciones que tendría para la ciudad: "Es un atentado frontal contra el sentido común"

Truyol Coll y Kika Coll, de Més per Palma.

Truyol Coll y Kika Coll, de Més per Palma. / DM

EP

Més per Palma ha alertado de las implicaciones que para la ciudad tendrá el decreto de simplificación administrativa, que han calificado como "un atentado frontal contra el sentido común, la planificación coherente del territorio, la legalidad vigente y las competencias municipales", por lo que pedirán que Palma quede fuera de su aplicación en materia de normativa urbanística.

En una rueda de prensa, la portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, y la regidora Kika Coll, han criticado que la norma ataque competencias municipales en materia urbanística, aplicando un carácter centralista y autoritario.

Según ha recordado Truyol, el decreto permite construir en suelo rústico chalés y piscinas donde antes no era posible. La regidora se ha referido a la conocida como amnistía urbanística en suelo rústico, incluso en espacios protegidos de alta sensibilidad ambiental o en zonas de prevención de riesgos.

A juicio de los ecosoberanistas, esto significa perdonar las ilegalidades y regularizar las infracciones de quienes no han cumplido la normativa vigente.

"Estamos ante una norma hecha a medida de los infractores, que desprotege el territorio y a las personas que cumplen la legalidad", ha insistido.

Por otro lado, la regidora también ha recordado que en Palma, a través del Plan General, está calificado como Parque Agrario todo un ámbito del suelo rústico para contribuir a la promoción del sector primario. En cambio, según Truyol, el decreto permite destinar tierras del sector primario a usos impropios como el residencial o el turístico, cuyo resultado será "la expulsión de los campesinos y ganaderos".

"El PP y el alcalde Jaime Martínez gobiernan para contentar a los especuladores y a las élites económicas depredadoras de los bolsillos de los palmesanos", ha argumentado Truyol.

Riesgo de inundación

Los ecosoberanistas consideran que la llamada amnistía urbanística provocará una subida del valor de mercado de las construcciones ilegales, lo que tendrá un impacto directo en el derecho a la vivienda de muchas familias de Palma.

Més per Palma también se ha referido al peligro de construir en zonas en prevención de riesgos que permite el nuevo decreto, lo que significa poder construir en lugares con riesgo de inundación, como es el caso del Pla de Sant Jordi.

"Los vecinos y vecinas de la zona ya sufren inundaciones frecuentes y el cambio climático solo empeorará esta situación. Solo tenemos que recordar los hechos de la semana pasada, con graves inundaciones en viviendas y el aeropuerto", ha añadido.

Neus Truyol también ha lamentado que el decreto permita la externalización a empresas privadas de una parte del trámite de las licencias de obras.

Ante este escenario, la formación defenderá una iniciativa para instar al Parlament a modificar esta ley, pidiendo que se excluya el municipio de Palma de su aplicación en materia de normativa urbanística.