Urbanismo

La Fundació Natzaret construirá un edificio para acoger a jóvenes con problemas de salud mental

El inmueble de dos plantas albergará a 24 personas y si se cumplen los plazos estará terminado a finales de 2025

Consell y Ayuntamiento deben autorizar el proyecto al ser un espacio BIC

El nuevo edificio se ubicará junto al acceso principal a Natzaret de la calle Joan Miró.

El nuevo edificio se ubicará junto al acceso principal a Natzaret de la calle Joan Miró. / DM

Jaume Bauzà

Jaume Bauzà

La Fundació Natzaret construirá en sus instalaciones un edificio destinado a personas con problemas de salud mental en el que residirán con supervisión de profesionales. Este inmueble dará a la calle Joan Miró y la previsión es que pueda estar operativo a finales de 2025.

Los trabajadores de Natzaret constatan desde hace años que una parte significativa de sus usuarios presentan trastornos de salud mental que requieren de una atención especializada y un espacio controlado.

El inmueble tendrá dos alturas y planta baja, y se levantará junto a la antigua imprenta de la Fundació. «Estamos pendientes del informe favorable del departamento de Patrimonio del Consell porque en la parcela hay una parte BIC y otra que no lo es. En todo caso, todo es un entorno BIC que tiene una protección especial», explica Guillem Cladera, director de la Fundació Natzaret.

El nuevo edificio se construirá sobre un inmueble ya existente en el que estaban las antiguas cocinas de Natzaret y que hoy sirve como almacén para guardar herramientas y utensilios. Se preservará la fachada actual y se reforzará el techo para levantar dos alturas. Este nuevo centro sociosanitario ocupará parte del actual aparcamiento de la entidad. De hecho, se reservarán seis plazas de párking para sus residentes.

«Ya tenemos el informe de Recursos Hídricos que tuvimos que solicitar porque hay un torrente cercano. El siguiente paso es el informe favorable del departamento de Patrimonio del Consell de Mallorca; no se oponen a la construcción del nuevo edificio, pero tienen que hacer su valoración en cuanto al impacto visual que tendrá en este entorno», manifiesta Cladera, que confía en que esa resolución no se dilate excesivamente en el tiempo.

Una vez superado ese trámite, Natzaret solicitará la licencia de construcción al Ayuntamiento de Palma. Si se cumplen los plazos, Cladera espera que el nuevo centro esté operativo en diciembre de 2025.

El edificio contará con 24 plazas y allí serán atendidos tanto jóvenes tutelados por la Fundació Natzaret como otros que serán derivados por el IMAS. De hecho, será esta institución la que gestione el nuevo centro. La financiación correrá a cargo del Govern balear.

Se levantarán dos plantas sobre un inmueble ya existente que se preservará.

Se levantarán dos plantas sobre un inmueble ya existente que se preservará. / DM

Centro de día y espacio ocupacional

La Fundació Natzaret tiene el proyecto definido después de años de trabajo, aunque introducirá cambios si así lo requiere el Consell. «La planta baja será un centro de día y un espacio ocupacional para personas con discapacidad que necesitan apoyo. Las dos plantas superiores se reservarán para viviendas supervisadas. Pensamos en personas que tienen un cierto grado de autonomía, pero que necesitan algún tipo de acompañamiento», explica el director de esta entidad que acoge y forma a jóvenes vulnerables y que este año celebra su centenario.

«Este nuevo recurso es muy necesario porque tenemos jóvenes que cuando llegan no son capaces de gestionar su agenda personal o su economía, y se les tiene que estar encima. También vemos diferentes trastornos de personalidad y dinámicas muy duras como conductas suicidas o autolesiones», destaca Cladera.

De este modo, el futuro edificio acogerá a jóvenes y adultos sin recursos para gestionar su día a día y que por tanto necesitan de un acompañamiento.

«Lo pondremos al servicio del IMAS y recomendaremos que nuestros menores tengan allí un espacio cuando sean adultos», concluyó Cladera.

Suscríbete para seguir leyendo