A la espera de reunirse con Cort para transformar Pachá en un restaurante

La antigua discoteca Pachá se transformará en un restaurante.

La antigua discoteca Pachá se transformará en un restaurante. / M. Vicens

Jaume Bauzà

Jaume Bauzà

La Fundació Natzaret espera concretar en breve con el Ayuntamiento de Palma qué pasos debe seguir para convertir la antigua discoteca Pachá en un local de restauración. El inmueble es propiedad de la entidad y, después de haberlo tenido alquilado durante años a Bartolomé Cursach, hay en proyecto reconvertirlo en un restaurante en el que podrían formarse y trabajar los jóvenes acogidos por la Fundació.

Hace unas semanas fueron retirados los escombros dejados tras el derribo de una obra ilegal. De este modo, el expediente municipal abierto hace años por estos trabajos irregulares se ha cerrado y despeja el camino para iniciar la reconversión de este inmueble, que lleva ya mucho tiempo degradándose.

«Somos los primeros que queremos que esto se resuelva ya. Además nos hace ilusión que este local sirva para ayudar a nuestros jóvenes a entrar en el mercado laboral», indicó Guillem Cladera, director de la Fundació Natzaret, que espera la complicidad del Ayuntamiento en este proyecto.