Parques fotovoltaicos

Presentan más de 2.200 firmas contra el parque solar de Puntiró

El Ayuntamiento recibe a los vecinos y asevera que ha emitido un informe desfavorable respecto a la viabilidad de estos dos macroproyectos

Diferentes plataformas denunciaron el proyecto a las puertas de Cort.

Diferentes plataformas denunciaron el proyecto a las puertas de Cort. / M.B.

Una representación de la asociación de vecinos ‘La Pua de Pòrtol’, de la federación de vecinos de Palma y de la plataforma ‘Renovables Si, però aixi No’, se reunió el pasado jueves con el regidor de urbanismo del Ayuntamiento de Palma para mostrar su disconformidad con el parque fotovoltaico de Puntiró Hive I y Hive II, los cuales ocuparán una superficie de 91,85 hectáreas de suelo rústico con casi 200.000 placas solares, que llenaran una zona rústica de alto valor paisajístico.

En total se presentaron 2.247 firmas en contra de estos proyectos, que ocupan unos terrenos como suelo rústico protegido y área de interés Natural forestal y otras zonas boscosas, y que resulta totalmente inviable con la normativa municipal.

El gerente de urbanismo les comunicó que el Ayuntamiento de Palma había emitido un informe desfavorable respecto a la viabilidad de estos dos macroproyectos fotovoltaicos, el cual ha sido trasladado a la Consellerea de Energia del Govern de les Illes Balears, el motivo por el cual ha sido desfavorable es el incumplimiento de la Normativa Urbanística del Ayuntamiento ya que se trata de unos proyectos con una ocupación muy significativa del suelo protegido del T.M. de Palma.

Además el proyecto tiene su línea de evacuación por las calles céntricas de Pòrtol y Sa Cabaneta, soterradas a 1 metro de las fachadas de las viviendas.

Respecto a este punto, el alcalde de Marratxí, en el pleno de Mayo, manifestó textualmente: «Aprovecho para informar que hemos llegado a un acuerdo, después de varias reuniones, con la empresa, y que los 10 km. de evacuación que debían pasar por Pòrtol y Sa Cabaneta, no pasarán ya que se ha modificado el trazado, únicamente habrá un kilometro y medio por Sa Comuna».

Las propuestas tanto de las entidades vecinales como de la plataforma al gerente de urbanismo es que efectuara una moratoria en la tramitación de los macro proyectos, una planificación territorial energética, y que se efectuara en coordinación con el Consell Insular, el Govern Balear y los respectivos Ayuntamiento, entre otras propuestas como la ubicación de placas en cubiertas industriales, o zonas degradadas y en edificios públicos.