Repsol culmina el desmantelamiento de la antigua gasolinera de Sant Miquel

El Ayuntamiento recupera este espacio público después de que la empresa haya retirado el depósito de combustible del subsuelo

La gasolinera ha dejado de formar parte del paisaje de Sant Miquel.

La gasolinera ha dejado de formar parte del paisaje de Sant Miquel. / DM

Repsol ha concluido el desmantelamiento de la gasolinera de Sant Miquel con la extracción de los depósitos de combustible que había en el subsuelo. De este modo, el Ayuntamiento de Palma recupera este espacio público después de que más de dos años de tramitación para eliminar la antigua estación de servicio.

El pasado diciembre la empresa empezó a desmantelar la parte de la gasolinera que se veía a pie de calle —el surtidor y la caseta en la que se vendían algunos productos— y estas últimas semanas ha completado los trabajos para extraer los depósitos de combustible del subsuelo y descontaminar toda la zona.

La caseta y el surtidor eran objeto de vandalismo.

La caseta y el surtidor eran objeto de vandalismo. / DM

De este modo, continúa el proceso de desmantelamiento de las gasolineras urbanas de Palma, como sucedió en su día con la de la plaza de las Columnas.El caso de la estación de Sant Miquel se había convertido en un problema para el Consistorio porque la infraestructura llevaba años siendo objeto de vandalismo, en una zona además muy transitada de la ciudad.

Retrasos en la tramitación

Culmina así un proceso que arrancó en marzo de 2022, cuando Cort y Repsol llegaron a un compromiso para eliminar la antigua estación de servicio. Sin embargo, la tramitación ha sufrido muchos retrasos porque la empresa ha tenido que modificar varias veces su proyecto de desmantelamiento.

El vaciado de los depósitos se ejecutó hace tiempo, por lo que estas últimas semanas se ha procedido al sellado de la zona.