El Ayuntamiento de Palma dice que las sanciones a los bares del Born "llegarán hasta donde tengan que llegar"

Policías locales inspeccionan las terrazas del Born, en una foto de archivo.

Policías locales inspeccionan las terrazas del Born, en una foto de archivo. / CORT - Archivo

EP

El Ayuntamiento de Palma ha explicado que las sanciones a los establecimientos del paseo del Born que ampliaron sus terrazas por la celebración de la Feria del Libro usando los bancos que hay en la zona "llegarán hasta donde tengan que llegar".

Así lo ha confirmado la portavoz del Ayuntamiento, Mercedes Celeste, al ser preguntada en una rueda de prensa sobre las actas que se han levantado por estas posibles irregularidades en la ocupación de la vía pública por parte de estos bares y restaurantes.

Celeste ha indicado que, cuando un restaurador tiene un permiso para ocupar un espacio de la vía pública y éste es requerido por el Consistorio para otra actividad --como es el caso--, este espacio "lo tiene que liberar" y "desalojar".

"Lo que no puede hacer es ocupar el espacio que no puede ocupar y cuando hay una mala praxis, se levanta acta por la vía administrativa", ha argumentado.

Así, preguntada por si desde el Ayuntamiento tienen constancia de que estos hechos se puedan repetir en otras partes de la ciudad, ha apuntado que lo que sucedió en el Born "lo vio mucha gente" porque es "un sitio muy concurrido", por lo que se produjo esta denuncia, pero ha resaltado que es "imposible" vigilar toda Palma porque es "muy grande".

Aún así, ha concretado que tienen inspectores e informadores para llevar a cabo este tipo de controles y ha manifestado que ella personalmente "no ha visto el acta" porque va por vía administrativa.

Finalmente, ha concretado los diferentes grados de sanción por este tipo de incumplimientos y la cuantía que llevan aparejadas, que van desde las leves -entre los 100 y 650 euros- hasta las muy graves -de 1.500 a 3.000 euros-.