Vuelve el movimiento Movember. Después de tres años sin celebrarse por culpa de la covid, el evento solidario internacional con el que se pretende ‘mandar el cáncer de próstata a paseo’, regresó ayer a Palma, pero esta vez lo hizo en la plaza Santa Pagesa. La iniciativa, que antes de la pandemia por el coronavirus llevaba años teniendo lugar en la plaza rey Joan Carles I, congregó a diferentes peluqueros y barberos voluntarios, a numerosos clientes y por el simbólico precio de ocho euros se hicieron un «cambio de look», contribuyendo así a dar visibilidad a la enfermedad.

Daniel Pugliani y Franco Hailant, de la barbería La Original, fueron los primeros en dar el paso para traer de nuevo a Ciutat la celebración de este evento. «Queríamos hacer una exhibición de cortes y barbas al aire libre. Al consultar un poco qué podíamos hacer, desde la Associació de veinats Santa Pagesa nos informaron de esta iniciativa y nos pareció genial poder mostrar nuestro trabajo y a la vez ayudar», señaló Hailant.

Mientras cuenta la idea a este diario, corta el pelo y las patillas a Lorenzo Moll, quien espera alegre «un cambio de look». «Quería dejarme las patillas, pero me han dicho que las llevo como Curro Jiménez y he decidido quitármelas», relata tras asegurar que trabaja como voluntario en diferentes asociaciones.

Carmen Aguado, presidenta de la Associació de veinats Santa Pagesa, señaló que tras la idea de la barbería La Original, se puso en contacto con el Ayuntamiento de Palma para solicitar el espacio y que poco a poco fueron contando con diferentes colaboradores que hicieron el evento posible. «Me preocupaba mucho el tema de la iluminación, porque no se puede cortar el cabello sin buena luz, y casualmente me contactaron de Ingener, de Endesa, y me dijeron que querían colaborar», explica.

Finalmente, gracias a un total de ocho entidades (Grepels, GAPB, Tijeras en Acción, la asociación de vecinos, ANCAP, Ingener, PIMEM y el Ayuntamiento) se pudo llevar a cabo la iniciativa solidaria, que se enmarca en las actividades organizadas por el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Próstata, que tuvo lugar el 17 de noviembre.

Marisa Pérez, de Grupo Moda, atiende a Victoria Pérez y su hija Yaiza.

Uno de cada cinco hombres

El secretario de la Asociación de Cáncer de Próstata (ANCAP), Carlos Albero Carrique, dejó muy claro el objetivo principal de Movember, «dar visibilidad a una enfermedad que padecen uno de cada cinco hombres y que si se coge a tiempo, se acaba tan bien como yo», explicó entre risas. Albero considera que las mujeres «tienen mucho más interiorizadas y hacen mucho más visibles» las enfermedades que les afectan, mientras que «hay mucho silencio en el caso de los hombres», por ello cree que acciones como la de ayer «son fundamentales».

Victoria Pérez dijo ser consciente de ello, motivo por el cual ayer no se perdió, ni su hija Yaiza Talón, la cita en la plaza de Santa Pagesa. A manos de Marisa Pérez, de Grupo Moda, ambas se cortaron el pelo al ritmo de la música de un DJ voluntario que amenizó el evento. La estilista confesó ser una habitual de Movember, ya participaba antes de la covid. «A mi padre le diagnosticaron cáncer de colon, poco tiempo después me propusieron participar y pensé: tengo que hacer algo». Y así hasta ayer, día en el que se consiguieron recaudar casi 500 euros.