Adiós al eje cívico de Cotlliure: el Ayuntamiento de Palma alega que se eliminarían más de 700 parkings

Cort se basa en hasta ocho informes que han detectado "deficiencias graves" en el proyecto para justificar su renuncia a los 13 millones de euros que iban a financiar la peatonalización

Uno de los motivos principales, además del aparcamiento, es la falta de tiempo para llevar a cabo las obras

Irene R. Aguado

Irene R. Aguado

El Ayuntamiento de Palma ha zanjado definitivamente la peatonalización de la calle Cotlliure, uno de los grandes proyectos prometidos en la anterior legislatura, por varias "deficiencias graves" que se han detectado entre el proyecto, entre ellas la escasez de aparcamiento que generaría o la falta de tiempo para llevar a cabo las obras.

Así lo ha explicado esta mañana en rueda de prensa el regidor de Movilidad, Antoni Deudero, que ha asegurado que el Cort se basa en hasta ocho informes que certifican deficiencias para rechazar el proyecto. La decisión supone renunciar a 13 millones de euros en subvenciones que ofrecía el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para actuaciones urbanísticas.

Uno de los motivos principales que ha esgrimido Deudero es el incumplimiento con el calendario que requieren estas ayudas, además de que no se han previsto alternativas para paliar la falta de los 700 parkings que se eliminarían al ejecutar la peatonalización.

En principio, el eje cívico debía dar continuidad a la calle Blanquerna, eliminando el tráfico rodado y ampliando las aceras hasta los cinco metros, como las que hay en Avenidas. El nuevo equipo de gobierno al frente del Ayuntamiento ya ha anunciado en varias ocasiones su intención de rechazar el proyecto, y en la junta de gobierno de hoy ha quedado totalmente descartado.

BiciPalma y autobuses eléctricos

Los 13 millones, que procedían de los fondos Next Generation, también estaban destinados a la fase 3 de BiciPalma y a la adquisición de 22 autobuses eléctricos, algunos de ellos de hidrógeno, para la EMT, ha explicado Deudero. El edil ha insistido en que se habían puesto "hitos" en el calendario que "no se cumplen desde marzo" y tampoco había opción a ampliar los plazos, lo que podía provocar que hubiera que devolver dinero o incluso sanciones al Ayuntamiento.

En cuanto a la compra de dos vehículos eléctricos y cinco de hidrógeno para la EMT, el responsable de Movilidad ha concretado que hay un informe por "falta de espacio en las cocheras" y ha criticado la falta de un plan de renovación de la flota, algo que ha asegurado que se hacía "al tuntún".

Respecto a la fase 3 de BiciPalma, el concejal ha asegurado que Cort continuará con el proyecto, pero con fondos propios. El proyecto, que consiste en ampliar las estaciones a más barrios de la ciudad como el Coll d'en Rabassa, costará 750.000 euros que se transferirán al SMAP.

Por otro lado, en la junta de gobierno también se ha aprobado una modificación de crédito que se destinará a la amortización anticipada de endeudamiento bancario y a los compromisos plurianuales con las entidades SMAP y Fundació Illes Esport. Según la portavoz municipal, Belén Soto, esta operación supondrá un "ahorro financiero", en concreto de cerca de 1.290.000 euros en comparación a si estas deudas siguieran vigentes hasta su vencimiento.

También se han realizado otra modificación de crédito para el pago de determinados suministros con el fin de suplir la falta de recursos económicos en la facturación energética y de agua para incorporar una partida de 1.760.000 euros. Al mismo tiempo, se ha dado luz verde a otra modificación de crédito que afecta a PalmaActiva para introducir una partida de 560.000 euros.

La oposición critica: «Luego nos dirán que no hay dinero para otras cosas»

La oposición en Cort criticó ayer que el equipo de gobierno ‘popular’ haya renunciado al proyecto del eje cívico de Cotlliure. «Ya teníamos el dinero para ejecutarlo, y se había diseñado con participación ciudadana», lamentó la líder de Més per Palma, Neus Truyol, que recordó que el eje cívico ya estaba previsto en el Plan General del año 1998.

Respecto a los aparcamientos, Truyol asegura que el planteamiento en la anterior legislatura fue hacerlo por fases, lo que permitiría ir dando alternativas a la falta de parking. Ya se estaba trabajando en este sentido con Carrefour, el velódromo del Palma Arena o el aparcamiento del mercado de Camp Redó, comenta la concejala, que también ha reivindicado la «histórica demanda vecinal» de implantar la ORA en la zona: «Este barrio tiene mucha presión de coches que utilizan el aparcamiento gratis todo el día», señala.

«Está claro que el PP no ha venido para trabajar en los barrios. Solo renuncia a proyectos que les habíamos dejado listos. No hacen nada para mejorar los barrios», zanja la regidora.

También la líder del PSOE de Palma, Rosario Sánchez, ha lamentado que el equipo de gobierno al frente de Cort renuncie a 13 millones de euros de fondos europeos que ya estaban concedidos: «Luego nos dirán que no hay dinero para otras cosas». Sánchez destacó que «la legislatura pasada era el momento de pedir los fondos, y esta es momento de ejecutarlos, no de rechazarlos».

A la indignación se le suma la modificación anticipada de 14 millones de euros con remanente de tesorería que aprobó ayer Cort. «En total, el Ayuntamiento ha perdido de un plumazo 30 millones de euros», lamenta la regidora socialista. «Nosotros hemos presentado muchas propuestas para estos remanentes, como comprar los molinos de Es Jonquet o prolongar la gratuidad del transporte público», añade sobre la amortización anticipada de 14 millones de euros, que se suma a los 13 millones de los fondos Next Generation que el Ayuntamiento ha rechazado.