La artista andaluza vuelve a la isla después de actuar dos veces en menos de un año: primero en el Mallorca Live y posteriormente en el Teatre Principal. Se siente cómoda en Mallorca y el público la recibe con emoción cada vez que actúa. En el concierto de ayer en la plaza Joan Carles I, la cantante y compositora deleitó a los asistentes con una mezcla de todos sus éxitos, aunque el gran protagonista fue Puta, su último disco que la consagró como una de las voces más importantes del indie español.

El magnetismo de Zahara encandila a un público mallorquín totalmente entregado PERE JOAN OLIVER