El Paseo Marítimo de Palma mantendrá dos carriles por sentido durante los 20 meses de obras y eliminará los aparcamientos después de Navidad

La acera más cercana al mar se convertirá en calzada en un primer momento para ejecutar los trabajos sin cortar la circulación - La Autoridad Portuaria se compromete a mantener una comunicación constante con los colectivos más afectados por las restricciones

Miguel Vicens

Miguel Vicens

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha comunicado hoy a los grupos de interés afectados por la remodelación del nuevo Paseo Marítimo de Palma, principalmente transportistas, comerciantes, vecinos y empresas náuticas, que las obras comenzarán el próximo viernes 18 de noviembre, un día después del señalado inicialmente. Además les ha detallado sus aspectos constructivos y las diferentes fases proyectadas durante los 20 meses que durará la actuación, con el objetivo reducir las molestias.

Las obras se iniciarán un mes después de la firma del contrato con la UTE formada por las empresas mallorquinas Melchor Mascaró, Vopsa, Urbient y Aglomsa, y al día siguiente de que se suscriba el acta de comprobación de replanteo, documento que recoge el momento en que dan comienzo las obras de construcción objeto del proyecto.

La obra de remodelación constará de tres fases de ejecución, más una inicial de preparación. En esta fase preparación, que durará hasta principios de 2023, se ejecutarán las actuaciones previas necesarias para iniciar las obras, como los accesos a vados, remodelación de algunos bordillos, señalización, colocación de barreras y la eliminación de los elementos necesarios. Las plazas de aparcamiento no se verán afectadas hasta después de las fiestas navideñas.

Dos carriles de circulación por sentido

Respecto a la circulación, se mantendrán dos por sentido en todo el trazado y durante toda la obra, asegura la Autoridad Portuaria, pero estos se irán moviendo de un lado al otro de la vía según donde se ejecuten los trabajos en cada momento. Para ello, en un primer momento se deberán ejecutar previamente a la implantación actuaciones puntuales sobre la acera actual lado mar que permitan su conversión en calzada. Así, la primera fase actuará sobre el lado más alejado del mar, pero sin afectar inicialmente a las terrazas de los negocios. Para ello se ampliará la acera con objeto de mantener el recorrido peatonal y la accesibilidad a los locales. La siguiente fase corresponde al lado mar, por lo que los carriles de circulación se desplazarán al tramo ya remodelado de la zona tierra.

Comunicación sobre todas las restricciones a los afectados

Asimismo se ha informado a los grupos de interés, reunidos en la sede institucional de la APB, de la puesta en marcha de un plan de gestión de información para mantener informados puntualmente a usuarios, vecinos, empresarios y a la sociedad en general del desarrollo de las obras y las acciones futuras que puedan afectarles. Entre las acciones a poner en marcha está la creación de una plataforma digital donde se publicarán informaciones del proyecto.

Remodelación del paseo Marítimo de Palma: "Un paseo para el peatón"

APB

De avenida a bulevar

El proyecto, con un presupuesto de 37,5 millones de euros, reducirá los tres y cuatro carriles por sentido existentes en la actualidad, según los tramos, a dos carriles por sentido. Del mismo modo se incrementan los pasos de peatones de forma relevante, pasando de los doce actuales a los veintiséis previstos en proyecto, con el objetivo de aumentar la permeabilidad transversal, mejorar la accesibilidad y la seguridad de los peatones.

Como consecuencia de la reurbanización del paseo, se reubicarán las paradas de autobús correspondientes a las líneas existentes. Además, la sección prevista del paseo marítimo resulta compatible con una futura implantación de un sistema potente de transportes público tipo tranvía o bus de tránsito rápido, en plataforma compartida.

El proyecto también incluye escaleras, rampas y barandillas, para mejorar la conectividad del paseo con los barrios de Es Jonquet el Terreno. Del mismo modo,  se construirán abundantes parterres (36.487 metros cuadrados) y se contempla la plantación de aproximadamente 2.000 nuevos árboles, que se regarán con un nuevo sistema de aprovechamiento del agua de lluvia.

Al presenta el proyecto, que interviene sobre 3,5 kilómetros de la vía de la Avinguda Grabriel Roca, el arquitecto Elías Torres lo definió como "un paseo para el peatón" e indicó que la superficie para el viandante pasará del 29,5% actual a un 39,7%. Y que las aceras próximas a las fachadas de los edificios, que ahora tienen una anchura de entre dos metros y medio a cinco metros, pasarán a ser de entre cinco a diez metros.