50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort se prepara para hacer frente a una «explosión» de mosquitos tras las lluvias

El servicio de prevención de plagas municipal ya ha renovado el permiso para la utilización de medios aéreos por si es necesario utilizarlos para rociar las zonas inundadas del Pa de Sant Jordi y las situadas cerca de la Platja de Palma

Operarios de Lokimica, la empresa del servicio de protección de plagas, tratando una alcantarilla. | J. CAPÓ J.C.

El ayuntamiento de Palma está preparado para poner en funcionamiento una ofensiva contra la posible proliferación de la población de mosquitos en las zonas del Pla de Sant Jordi y las situadas junto a la Platja de Palma.

El servicio de protección de plagas dependiente de la concejalía de Turismo y Salud ya ha renovado el permiso para la utilización de medios aéreos en el caso de que sea necesario pulverizar producto contra los adultos del mosquito común.

Por el momento, no obstante, el coordinador general del área, Joaquin de Maria, ha manifestado que no ha sido necesario adoptar ninguna medida adicional más allá de los controles que se realizan habitualmente, aunque se está vigilando de cerca la evolución de las temperaturas después de las últimas lluvias, ya que, en varias semanas, se podría producir una «explosión» de la población adulta de estos insectos por la eclosión de las larvas existentes en las aguas embalsadas.

Hasta el momento las actuaciones realizadas y el hecho de que las precipitaciones no se hayan seguido de días de bonanza con elevadas temperaturas ha propiciado que se haya podido mantener «a raya» la población de mosquitos, aunque esta situación puede dar un vuelco en los próximos días.

El servicio de control de las poblaciones de estos insectos se basa en la vigilancia y la prevención que se realiza durante todo el año, con el fin de aplicar de forma inmediata un producto larvicida específico cuyo principio activo es la bacteria Bacillus thurigiensis var. israelensis solo cuando se detecta su presencia en esta fase de su ciclo vital, ya que es el momento más vulnerable.

Además, los técnicos del servicio insisten en que los tratamientos larvicidas son más eficientes, de forma que solo se acude a la utilización de productos contra los adultos mediante el empleo de medios aéreos cuando la prevención no ha dado resultado.

Disminución de quejas

Por el momento y hasta el pasado día 13 de septiembre, las quejas por la presencia de mosquitos en distintas zonas de la ciudad han caído en picado. De hecho, hasta esta fecha de habían registrado un total de 115 quejas, frente a las casi 300 registradas en el mismo período de 2017.

En lo que llevamos de año en enero y febrero no se registró ninguna queja por la presencia de estos insectos, siete en marzo, dos en abril, doce en mayo, 30 en junio, 40 en julio, 17 en agosto y 17 en septiembre.

Si se suman las quejas registradas en junio, julio y agosto, se observa que se han presentado un total de 878 quejas, una cifra mucho menor que las 120 presentadas en los mismos meses del año pasado.

De la serie comprendida entre 2017 y 2022 en 2019 fue el año con menos quejas, ya que entre enero y diciembre se registraron 77 frente a las 115 que ya llevamos hasta mediados de septiembre.

Hasta agosto se han revisado un total de 8.425 imbornales y se han utilizado 50,099 kilos de producto larvicida, además de 6.950 litros.

Preocupación por el mosquito Tigre en zonas privadas

Una de las principales preocupaciones del servicio de protección de plagas de Cort consiste en cuál será la evolución de la población del mosquito Tigre (Aedes albopictus) ya que esta especie tiene como uno de los hábitats más habituales el agua que se acumula en las macetas de las plantas de patios y jardines privados, espacios en los que no tienen acceso. Por ello, se insiste en la importancia de la colaboración de la población eliminando en lo posible estos depósitos de agua.

Compartir el artículo

stats