Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía reconoce los intentos para solucionar los vertidos a la bahía

El fiscal superior presume de que las mejoras realizadas en la canalización de Palma están relacionadas con la investigación - Reclaman cuatro años de cárcel para Neus Truyol

El fiscal reconoce que se está buscando una solución a los vertidos en la bahía de Palma.

La Fiscalía de Balears reconoce ahora que se están buscando soluciones para resolver el problema de los vertidos al mar. El fiscal superior, Bartomeu Barceló, en su memoria del pasado ejercicio, presume que esta búsqueda de respuestas está directamente relacionada con el inicio de la investigación que el propio ministerio público ha impulsado contra la expresidenta de Emaya, Neus Truyol. Cita textualmente que esta búsqueda de soluciones «posiblemente no hubiera sido posible sin la existencia de este procedimiento».

La mejora en la instalación de aguas residuales que reconoce el fiscal son, por ejemplo, el tanque de tormentas, que se ha sustituido y se han reparado las canalizaciones. Al mismo tiempo, también se han efectuado mejoras en el tema del alcantarillado y también se ha formalizado la financiación de una nueva depuradora para la ciudad de Palma.

El fiscal superior agradece, en este caso, el trabajo que han realizado los medios de comunicación al escribir informaciones sobre el problema medioambiental, lo que ha «facilitado un mayor conocimiento a la ciudadanía de esta problemática y, por ello, la exigencia a los responsables de dar soluciones para evitar los vertidos en la había de Palma.

Del relato que realiza el fiscal superior al hablar sobre este procedimiento judicial, que todavía está en proceso, se interpreta que si se está buscando una solución al problema de la suciedad que llega a la bahía de Palma es porque la fiscalía ha impulsado esta investigación. No menciona, sin embargo, que las mejoras se han realizado gracias a las inversiones económicas que se han aprobado y que muchas de ellas no dependen directamente de la empresa Emaya, sino de otras administraciones, incluida la comisión europea.

Lo que tampoco cita el fiscal Barceló es que la institución que preside pretende que la anterior presidenta de la empresa municipal Emaya, Neus Truyol, termine ingresando en prisión y que permanezca cuatro años privada de libertad. Una misma medida que también pretende que se aplique con la que fuera gerente de esta empresa municipal, Inma Mayol. Es decir, por un lado la Fiscalía reconoce que se están mejorando las infraestructuras y, por otro, pretende que los políticos que han gestionado la búsqueda de fondos económicos para mejorar la instalación terminen en prisión.

Lo que parece claro es que Neus Truyol va a terminar sentada en el banquillo de los acusados y ello debido a que el Ministerio Público la responsabiliza del delito medioambiental que ha podido provocar el vertido de aguas contaminadas a la bahía de Palma. Considera que esta situación ha destruido una importante plantación de posidonia, además de poner en peligro la salud de los ciudadanos de Palma.

La línea de defensa de la expresidenta de Emaya es que al acceder al cargo de presidenta de la empresa municipal heredó el problema de los vertidos. Esta situación se venía repitiendo desde hacía más de dos décadas, sin que ningún responsable político de las anteriores administraciones hubiera realizado ninguna actuación para buscar una solución.

Intentó convencer al fiscal que el problema es que la instalación de las aguas residuales era muy antigua, pero para mejorar las infraestructuras se debía realizar una fuerte inversión económica. El ayuntamiento de Palma no disponía de medios económicos para afrontar estas obras, por lo que necesitaba la ayuda del Govern, que proporcionaría los fondos necesarios para realizar este proyecto. Se da la circunstancia que el canon de saneamiento que se cobra a los clientes, durante mucho tiempo, se dedicó a cubrir otros gastos.

Compartir el artículo

stats