Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo BiciPalma llegará este otoño a barrios como Son Rapinya o El Rafal

El sistema de bicicletas públicas se reinventa por completo con vehículos eléctricos, estaciones virtuales, una aplicación para el móvil y una ampliación del carril que desembarca por primera vez en más de quince núcleos de población

El nuevo BiciPalma llegará este otoño a barrios como Son Rapinya o El Rafal. CORT

Lo único que los ciudadanos van a reconocer este otoño del sistema público de bicicletas va a ser el nombre, BiciPalma, porque todo lo demás está a punto de dar un giro sin precedentes en los once años de vida que tiene este servicio. Además de llegar por primera vez a barrios como Son Rapinya o El Rafal, el sistema se reinventa por completo con bicis eléctricas y da un importante paso hacia la digitalización.

Todo esto, según explica a este diario el regidor de Movilidad Sostenible de Cort, Xisco Dalmau, con un objetivo muy claro: reducir el uso del coche y potenciar la bicicleta como un aliado para desplazarse por la ciudad. Uno de los proyectos estrella de la concejalía esta legislatura que está a punto de ver la luz, al que se le han destinado 2,7 millones de euros en parte financiados con los fondos europeos Next Generation.

«Hace años que empezamos a detectar que los usuarios de BiciPalma iban reduciéndose, primero porque había muchas incidencias y segundo por la falta de bicicletas. Por eso nació esta iniciativa, para dar un impulso decisivo al servicio», explica Dalmau. Un almacén en el Polígono de Son Castelló custodia las bicicletas eléctricas que empezarán a rodar este otoño.

Según el regidor, la flota aumentará de las 260 bicicletas actuales a 930, un tercio de ellas eléctricas. Cort ha contratado a la empresa NextBike su modelo Smart Bike 2.0, y en el caso de la versión eléctrica tendrán entre 60 y 80 kilómetros de autonomía. Funcionan con un sistema de baterías inteligentes que optimizan el uso del vehículo y ofrece apoyo a la hora de arrancar la bici.

También se suman 48 estaciones de nueva ubicación, hasta llegar a las 85 repartidas por Palma. De hecho, el servicio llegará por primera vez a quince nuevos núcleos de población: Portopí, El Terreno, son Armadams, Son Cotoner, Son Flor, Son Rapinya, Son Anglada, Camp Redó, el Oliverar, Son Oliva, Rafal Vell y Rafal Nou, El Vivero, Son Gotleu, y la Soledad, por lo que la ciudad contará con más de 100 kilómetros de carril bici. También reforzará su presencia en Santa Catalina, Son Dameto, Cas Capiscol y plaza de Toros.

El nuevo BiciPalma llegará este otoño a barrios como Son Rapinya o El Rafal

La concejalía eliminará las estaciones azules por la cantidad de incidencias que se notificaban y las sustituirá por unas nuevas con un sistema de anclaje diferente, con el punto de anclado en el radio central delantero de la bicicleta.

Además, con esta transformación, se elimina el uso de la tarjeta ciudadana, que hasta ahora hacía falta para darse de alta en el servicio y también había que introducirla en un lector para retirar la bicicleta. A partir de este otoño, los usuarios tendrán que descargarse una aplicación y, después de registrarse en el sistema, podrán desbloquear la bici cuando lleguen a la estación mostrando un código QR en el lector digital.

Otra de las grandes novedades serán las estaciones virtuales, que Cort geolocalizará cerca de los grandes acontecimientos, como conciertos o partidos de fútbol en Son Moix, para que los ciudadanos anclen allí sus bicicletas durante el evento y las recojan al regresar a casa. De esta manera, se fomenta el uso de la bicicleta aunque no exista una estación física o las que haya en el lugar estén llenas.

Si bien en otoño se empezarán a incorporar todas estas novedades, el sistema antiguo y el nuevo convivirán durante unos meses hasta que se haya sustituido por completo, aclara el concejal de Movilidad Sostenible. Antes de finalizar el año se pondrá en marcha la fase de renovación de estaciones, que durará aproximadamente un mes y medio. Durante este tiempo se tendrá que suspender el servicio.

Cort prevé tener lista en Navidad toda la transformación, que incluye hasta un cambio de imagen corporativa, para que al entrar en el próximo año ya esté en pleno funcionamiento.

Compartir el artículo

stats