Asociaciones critican las reformas de Nuredduna y la plaza de las Columnas

Flipau, ARCA y Ass Comerciants del Mercat de Pere Garau denuncian la «falta de sentido común» tras las nuevas renovaciones que conllevan el levantamiento de los adoquines que «se encontraban en buen estado y han dado un resultado excepcional»

Levantamiento de los adoquines de plaza de las Columnas.

Levantamiento de los adoquines de plaza de las Columnas. / ARCA

Agencias

Las reformas de la calle Nuredduna, que llevan en proceso casi un año, no han sido de gran agrado para todos. La campaña Pere Garau, molt més que Nuredduna, impulsada por Flipau, ARCA y Ass Comerciants del Mercat de Pere Garau, denunció ayer, en nota de prensa, la «falta de sentido común» del proyecto de reforma de la calle Nuredduna y la plaza de las Columnas, en Palma.

Por otra parte, haciendo referencia a la plaza de las Columnas, estas asociaciones también criticaron al ayuntamiento de Palma por «destruir la unidad estética» tras «haber arrancado adoquines pétreos que estaban en buen estado y que han dado un resultado excepcional». La entidad vecinal recordó que el pavimento, ahora destruido, databa de la remodelación de 2001, llevada a cabo por trabajadores llegados ex profeso desde la península, con los que cada noche los vecinos organizaban «una pequeña merienda mientras el buen trabajo avanzaba».

Además, destacaron la valía de aquella reforma dirigida por el arquitecto municipal Federico Climent, que amplió las aceras y dotó de verde la zona, conservando el valor patrimonial de la misma al ser un elemento catalogado por su valor histórico.

Según Flipau amb Pere Garau, «el adoquín que se puso en su día, conocido como ‘adoquín pétreo’, ha dado un resultado excepcional, pero ahora lo destruyen». Tildaron esta actuación de «despropósito» y acusaron a Cort de «pretender borrar la memoria del vecindario de Pere Garau».

Por su parte, sobre la calle Nuredduna, criticaron el pavimento elegido para la reforma y esperan que no se replique en la plaza de las Columnas: «Antes de estrenarse ya está generando serios problemas de suciedad y dificultad de mantenimiento». Afirmación de la que ya se quejaron los comerciantes de la zona, que temen que sus negocios se llenen de tierra y suciedad con la llegada de los chubascos otoñales confirmados para los próximos meses, debido a las altas temperaturas que sigue sufriendo la isla durante este verano.

Desde la campaña denunciaron que Cort no ha atendido las llamadas al diálogo de entidades en relación con esta obra, donde piden que se mantenga el paso de las líneas de autobús de la EMT, que era el camino más corto, menos contaminante y menos costoso para la ciudad.

Por otra parte, criticaron también la «ruptura del equilibrio» del tráfico de la calle Nicolau de Pacs, debido a la eliminación de estas rutas vehiculares.

También se juzga la mencionada desconfiguración de la plaza de las Columnas, tras estas nuevas remodelaciones y la redirección de todo el tránsito a un lado y recortando aceras.

Por último, se reprende la eliminación de dos pasos de cebra en la plaza, reduciendo los accesos y la peatonalidad para dar prioridad al tránsito de vehículos, cuando este proyecto debería haber promovido la peatonalización de la zona.

Por ello, las asociaciones censuraron que el Consistorio no haya dialogado con las entidades del barrio de Pere Garau y que forman la campaña: «Cort no ha atendido las llamadas al diálogo de entidades que siempre hemos trabajado por el barrio, como Flipau amb Pere Garau, ARCA y la Associació de Comerciants del mercat de Pere Garau».

En conclusión, estas son unas reformas que «rompen» la plaza de las Columnas, un espacio que muestra «el orgullo que siente el vecindario».