Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Jarabo: «Me propongo recuperar las relaciones con las entidades feministas y LGTBI»

«Justicia Social es la concejalía con más capacidad de influencia, incidencia y políticamente más relevante de este Ayuntamiento» u «Pretendo que el centro LGTBI previsto pueda abrir sus puertas antes de que finalice el mandato»

El nuevo responsable de Justicia Social, Alberto Jarabo. | B.RAMON

Cuanto falta menos de un año para las próximas elecciones municipales las destituciones de Sonia Vivas y Rodrigo Romero han provocado una redistribución de cargos entre los concejales de Podemos, que ha afectado también a la composición del equipo de gobierno de Cort.

¿Se arrepiente de haber incorporado a Sonia Vivas a la lista de Podem Palma como número dos?

En su momento Sonia Vivas era un perfil con una gran potencia por su valentía en la denuncia de situaciones que después fueron ratificadas por sentencias judiciales a su favor, que la hacían una buena candidata, y así fue considerada por el partido. Yo propuse como número dos a Claudia Costa y de tres a Jordi Vilà, los actuales nuevos concejales.

P: ¿Considera cerrada la crisis con las destituciones de Vivas y Romero y los nuevos nombramientos?

R: La alegría vivida en la toma de posesión de los nuevos concejales demuestra que las crisis sirven para superar retos y mejorar la capacidad de hacer políticas en beneficio del interés común. El acompañamiento que tuvieron los dos nuevos ediles por parte de los equipos con los que han trabajado hasta ahora augura que serán buenos concejales, como han sido buenos gestores. Se trata de dos personas con una implicación inmensa, y con una gran capacidad de gestión, tanto por parte de Jordi Vilà en la Funeraria, como por Claudia Costa como directora general de Participación Ciudadana.

P: ¿Cómo ha encontrado la concejalía de Justicia Social?

R: Estoy yendo y manteniendo aún los temas de mi anterior concejalía pero sé de hace tiempo de la enorme capacidad del equipo de Justicia Social. Además, hay que reconocer también las cosas que se han hecho bien, como que se haya duplicado el presupuesto y las plazas de la atención a víctimas de violencia de género, lo demuestra una prioridad política que debe valorarse. Queda por solventar la relación rota con numerosas entidades, por lo que el principal objetivo inicial que me he propuesto es el de recuperar el vínculo con las entidades LGTBI y feministas, que deben ser las protagonistas y que desde el Ayuntamiento debemos acompañar, reforzar y escuchar. Y disponemos de un equipo muy potente en la concejalía para poder hacerlo.

P: ¿Ha pensado introducir algún cambio?

R: Quiero llegar a todos los barrios desde la concejalía. Precisamente quiero destacar que desde Participación Ciudadana hemos estado en comunicación constante con todas las entidades para conocer su realidad, y así lo introdujimos en los pliegos de subvenciones a las entidades, que debían acompañar un diagnóstico de cómo era cada barrio. Sabemos que son muy distintos entre ellos, que cuentan con una gran diversidad y que las entidades han realizado un gran trabajo de diagnóstico. Desde Justicia Social debemos complementar y liderar este trabajo de identificación de los colectivos, trabajar la interculturalidad y potenciar la generación de iniciativas como la llevada a cabo recientemente en Camp d’en Serralta.

P: ¿Ya ha decidido si nombrará un nuevo director general o mantendrá la decisión de su predecesora de no hacerlo?

R: Desde el primer momento los técnicos me insistieron en la necesidad de disponer de una persona al frente de la dirección general. Ya está escogida, pero me he comprometido con ella a no dar su identidad hasta el mes se septiembre. Se trata de una mujer muy vinculada a los colectivos, que ha trabajado para la administración y tiene experiencia y conocimiento inmenso de estas realidades.

P: Con la distribución de cargos parece que ha perdido peso político.

R: No hay ninguna concejalía con más capacidad de incidencia y de influencia sobre el resto de áreas. De hecho, Justicia Social debe liderar de forma transversal toda la acción municipal, porque si no, no hay feminismo. Por ello, uno de los objetivos es trabajar conjuntamente con todos los concejales para que sean conscientes de la importancia que tiene dentro de sus respectivas áreas su capacidad de influencia. Si Infraestructuras, por ejemplo, no planea sus proyectos desde una perspectiva feminista, no hay feminismo. Lo mismo pasa con el IME o Contratación. Por ello, Justicia Social es la concejalía con más capacidad de influencia, incidencia y políticamente más relevante de este Ayuntamiento.

P: Así pues, considera que ha ganado ‘peso’ político.

R: Sin duda. Pretendemos reducir tiempo de gestión para incrementar incidencia política, para que este Ayuntamiento sea líder a nivel estatal en cuanto a políticas de igualdad

P: Falta menos de un año para las próximas elecciones municipales, ¿ya ha decidido si se presentará?

R: Es pronto aún, aunque le diré que estoy insistiendo dentro del partido en la importancia de las mujeres y que deben tener aún más peso a nivel político. Si de lo que se trata es de acompañar al movimiento feminista los hombres debemos dar un paso al lado y yo estoy dispuesto a apartarme con la condición de que las mujeres ocupen los primeros puestos. Considero, y así lo he trasladado al partido, que el principal candidato en todas las instituciones deberían ser mujeres.

P: En Palma no podría ser usted ni Jesús Jurado, en Mallorca el conseller Iván Sevillano y en Balears Juan Pedro Yllanes.

R: Yo preferiría que todos fuesen mujeres.

P: Deja dos ‘marrones’ en Gobierno Interior: el futuro de s’Escorxador y de las galerías de la plaza Major.

R: Todas, absolutamente todas, las concejalías tienen proyectos inacabados. Ha citado unos ejemplos que están en proceso de resolución y que desde una óptica optimista se podrían cerrar pronto. En Justicia Social, por ejemplo, está pendiente el centro LGTBI pendiente y que pretendo resolver y que se ponga en funcionamiento antes de acabar el mandato.

Compartir el artículo

stats