Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fallo del Supremo afianza la propuesta del nuevo Plan General sobre ses Fontanelles

En la propuesta del nuevo planeamiento el humedal pasa de espacio libre público a suelo rústico protegido y mantiene la edificabilidad que tiene desde 2003, aunque reduciendo considerablemente el uso comercial impidiendo la gran superficie

El nuevo planeamiento prevé reducir y concentrar la edificabilidad prevista manteniendo en lo posible la actual urbanización. MAZMEN

La sentencia del Tribunal Supremo que rechaza el recurso presentado por los actuales propietarios de ses Fontanelles, Unibail Rodamco, contra el Plan Hidrológico de Balears que califica la zona como «humedal potencial» afianza la propuesta incluida en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Asimismo, el reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia de Balears, que rechaza el recurso de estos propietarios contra el Plan de Equipamientos Comerciales de Mallorca (PECMA) del Consell, también da un espaldarazo a la drástica reducción del uso comercial que propone el nuevo planeamiento en esta zona hasta el punto de hacer inviable la gran superficie prevista.

Los restos del antiguo humedal de ses Fontanelles se contemplan en el planeamiento actual, que data de 1998, como un gran espacio libre público en suelo urbanizable de 325.937 metros cuadrados, en el que hay proyectado un gran centro comercial por sus actuales propietarios, Unibail Rodamco.

La propuesta del nuevo planeamiento urbanístico que ya tiene en cuenta las restricciones de uso comercial incluidas en el PECMA del Consell de Mallorca, hace inviable el centro comercial y buena parte del suelo se desclasifica para pasar rústico protegido.

La propuesta mantiene, no obstante, íntegramente la edificabilidad que se le da al sector tanto en el Plan General de 1998, aún en vigor, como en el Plan Parcial aprobado definitivamente por el Ayuntamiento en 2003. En él se establece que de los 325.937 metros cuadrados del suelo urbanizable, 178.059, que se corresponden con el humedal y con la zona en la que crece la especie de planta endémica y en peligro de extinción, Limonium barceloi, sea espacio libre público y, como tal, debía ser cedido al Ayuntamiento. También se reservan 16.963 metros cuadrados para equipamiento y una superficie similar para calles. La edificabilidad total del sector en los solares resultantes de la urbanización es de 93.181 metros cuadrados, de los cuales 70.000 tienen uso comercial en el planeamiento actual. El nuevo Plan General plantea que la superficie que ahora es espacio libre público pase a ser suelo rústico protegido, mientras que el resto del sector, con una superficie de 147.878 metros cuadrados, mantenga su calificación como suelo urbanizable con los mismos parámetros de edificabilidad con el fin de evitar que se tenga que indemnizar a los promotores.

La única limitación que se pone a la edificabilidad actual es la referente a la superficie ahora destinada a uso comercial, que se suprime con el fin de adaptarse al PECMA, aprobado por el Consell cuando el Ayuntamiento ya había extinguido la licencia para la edificación del centro comercial previsto.

Nueva propuesta de ordenación. / Fuente: Ajuntament/PGOU

Tal como se prevé en el nuevo planeamiento, una vez aprobado el Plan General, se deberá redactar un Plan Especial, con el fin de reformar y adaptar la distribución de la ordenación detallada en 2003. Entre otras cosas esta «redistribución de la edificabilidad es necesaria con el fin de adaptarla tanto al Plan Hidrológico de Balears como al PECMA.

Para ello, se plantea la posibilidad de concentrar la edificabilidad permitida con el fin de propiciar una menor ocupación del suelo, posibilitando que los edificios tengan una mayor altura, y que permita mejorar la relación del sector tanto con la playa como con la zona húmeda.

La nueva propuesta también pretende conseguir «una mejor integración urbana» favoreciendo la mezcla de usos y la consiguiente reducción de los desplazamientos. Por ello se incorporan usos diversificados, manteniendo como dominante el terciario, permitiendo el comercial más reducido, el administrativo privado y de servicios personales, el de restauración y el recreativo.

De los 93.000 metros cuadrados de edificabilidad máxima, se permiten 42.341 de uso residencial, con una capacidad máxima de 1.037 habitantes y otros 421.715 de uso terciario con la posibilidad de destinar un máximo de 10.000 a turístico.

Contactos para alcanzar un acuerdo amistoso

La nueva propuesta sobre ses Fontanelles permite la posibilidad de que si se alcanza un acuerdo con los promotores sobre la nueva ordenación antes de la aprobación definitiva del Plan General ésta se pueda incorporar al planeamiento mediante una modificación puntual del actual. Desde el Ayuntamiento han aceptado que ha habido «contactos», aunque no se atreven a calificarlos como de negociaciones, con representantes de la propiedad Unibail Rodamco y desde esta empresa se ha reiterado que están «en una actitud de diálogo constante con las autoridades con el fin de trabajar en la consecución del mejor proyecto posible».

Compartir el artículo

stats