Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Neus Truyol: "Ministros y expresidentes de Emaya deberían estar también en el banquillo"

La presidenta de Emaya en el anterior mandato, junto con la exgerente Inma Mayol y otros tres empleados de la empresa pública, se enfrentan a una petición de cárcel que suma un total de 16 años por presunto delito medioambiental

Neus Truyol: "Se utilizan recursos judiciales para hacer política"

Neus Truyol: "Se utilizan recursos judiciales para hacer política" M. Mielniezuk

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Neus Truyol: "Se utilizan recursos judiciales para hacer política" Josep Capó

La actual teniente de alcalde de Modelo de Ciudad y candidata de Més a la alcaldía de Palma, Neus Truyol, se enfrenta a una petición de cuatro años de cárcel por presunto delito medioambiental en su etapa como presidenta de Emaya.

¿La procesarán por motivos políticos?

No le puedo contestar porque no estoy en el proceso judicial tomando decisiones, pero entiendo que el inicio del proceso fue por intereses políticos puesto que la persona que hizo la denuncia en Fiscalía en 2018 es conocida y está vinculada a una ideología de derechas con precedentes en otros casos judicializados, y, además, tiene intereses en el mundo de la Náutica y puso la denuncia en el momento en el que se aprobó el decreto de posidonia que aplica medidas a este sector con el fin de proteger las praderas.

¿A qué se refiere cuando afirma que vive una situación injusta ligada a la politización de la justicia?

Este no es un caso aislado. Hay otros, en especial en estos últimos años, en los que determinados lobbys económicos o intereses ideológicos lo que no pueden conseguir a través de las urnas lo quieren hacer utilizando la denuncia judicial para hacer política.

¿Lo anterior significa que hay connivencia entre estos intereses y el poder judicial?

En este caso no lo sé, pero entiendo que hay otros asuntos en el Estado español en los que se han hecho evidentes. Lo que está claro en este caso es que tiene el origen en una denuncia de naturaleza política con el fin de desprestigiar el decreto de posidonia y las políticas de izquierdas que llevamos a cabo. Por otro lado, me encuentro con una opinión pública que no entiende esta causa judicial y la acusación hacia mi persona y el resto que estamos encausados porque el de los vertidos es un problema histórico y que durante la legislatura en la que fui presidenta de Emaya realizamos muchas acciones y actuaciones para solventarlo.

La Fiscalía y el mismo juez que archiva una denuncia contra el vertedero de Son Reus son los que la procesan a usted y a su equipo por los vertidos. ¿Qué opina de este hecho?

Es una cuestión que me sorprende y me causa perplejidad porque no se entiende cuáles son los criterios para archivar la denuncia contra la contaminación del vertedero de Son Reus, porque se ha demostrado que se han adoptado y se están adoptando medidas, como también se han archivado otros como el de los vertidos del sistema de depuración de Muro y Santa Margalida, o hace poco la denuncia contra la conselleria de Medio Ambiente por no sancionar a Emaya por los vertidos a la bahía. Se trata de casos paralelos en el sentido de que tienen una elevada similitud porque se desprende que hay una preocupación medioambiental en todos los casos y en unos se toman en consideración las medidas adoptadas para solventar la contaminación y en este de los vertidos a la bahía no. Todo ello pese a que hemos demostrado con hechos y con documentación que hicimos un trabajo ingente para solucionar el problema de los vertidos contaminantes.

Pero en la resolución judicial se afirma que entre 2016 y 2018 Emaya no hizo nada para evitar los vertidos

Es muy sorprendente. Podemos tirar de hemeroteca, de la documentación presentada en instancias judiciales y de información que fue pública, y se comprueba que durante estos años trabajamos para la recuperación del canon de saneamiento, el compromiso y el inicio de la tramitación para que el Estado construya una nueva depuradora y emisario submarino en Palma, cuestión que es de su competencia, la compra de los solares para la nueva depuradora, toda la tramitación de la redacción de los proyectos y la adjudicación de las obras del tanque de laminación y del colector. Todo lo anterior son pruebas irrefutables de que no estuvimos cruzados de brazos. Estoy hablando de hechos, proyectos y adjudicaciones. Se trata de obras o proyectos que están en marcha a día de hoy gracias al trabajo realizado entre 2015 y 2019, incluidos estos dos años que cita.

¿Emaya incumple o ha incumplido la legislación vigente ?

No, porque si hubiéramos estado incumpliendo la normativa habríamos puesto medidas para evitarlo. Como he dicho en otras ocasiones, tanto el Govern balear como por el ministerio de Medio Ambiente desde hace muchos años conocen las carencias de toda la infraestructura de saneamiento existente en Palma porque disponen del seguimiento y de todos los controles que debe haber como en cualquier otra infraestructura de saneamiento. No podemos escapar ni debemos escapar de estos controles, por lo que cumplimos con la normativa.

¿De quién es la responsabilidad de construir una nueva depuradora y un nuevo emisario submarino?

Del misterio de Medio Ambiente. Hace años que este hecho es conocido. De hecho, gobiernos anteriores reclamaron su construcción sin éxito probablemente porque no ponían esta exigencia en la primera línea de sus reivindicaciones, de prioridades políticas y de gestión, entre otras cosas porque para construir una depuradora se necesitan 10 años de tramitación, cuando una legislatura solo son cuatro. Cuando fui presidenta de Emaya prioricé los proyectos y no el tiempo necesario para culminarlos. Por eso la tramitación de la nueva depuradora se inicia cuando yo era presidenta de Emaya, y a día de hoy, pasados unos años, aún no la tenemos, aunque sí la redacción del proyecto y el compromiso de inversión de 140 millones de euros por parte del Estado. Por cierto, el pasado viernes finalizó el plazo para la presentación de ofertas para la redacción y construcción de esta nueva planta y se han presentado nueve empresas.

¿Cree que faltan personas y cargos en el banquillo de los acusados?

Lo que creo es que ahora mismo no debería haber nadie en el banquillo de los acusados. No deseo que nadie esté en mi situación porque es injusta, en la que hay una afectación negativa contra el medio ambiente debido a los vertidos que se producen en la que hemos trabajado y estamos trabajando para solucionarlo, pero lo anterior no supone un delito medioambiental porque cumplimos con la normativa. Dicho lo anterior, si a mí se me acusa de un delito medioambiental, evidentemente hay más responsables que deberían ser investigados también.

¿Quiénes?

Los anteriores presidentes de Emaya y responsables del Estado español y, en concreto, del ministerio de Medio Ambiente, porque hace años que debería haber adquirido el compromiso e iniciado la tramitación para una nueva depuradora y no lo ha hecho hasta ahora.

¿Cree que estaría en esta situación si no fuese candidata a la alcaldía por Més?

No lo sé, pero tengo serias dudas de que si no fuera candidata no estaría a esta situación, lo que es preocupante y lamentable.

Ha manifestado que no dimitirá y que continuará siendo candidata de Més, pese a que la oposición le pide que lo haga.

Claro, porque quieren hacer política aprovechando esta situación injusta. No me creo que los concejales de la oposición desconozcan el trabajo que hice en Emaya y mi equipo para solventar el problema de los vertidos, algo que los que gobernaron en las anteriores legislaturas no hicieron.

¿Se siente apoyada por el equipo de gobierno de Cort?

Totalmente, sin ninguna duda ni fisura.

¿Si en estos momentos hubiera en el Ayuntamiento los dos concejales de Podemos destituidos también se sentiría apoyada?

Eso ya es política ficción.

¿Sin sus gestiones se habrían realizado inversiones del canon de saneamiento?

Posiblemente sí, aunque no se habrían aprobado tan rápidamente ni serían tan voluminosas. Le recuerdo que en la anterior legislatura el conseller de Medio Ambiente era Vicens Vidal y el actual es Miquel Mir, dos personas muy comprometidas con la defensa del medio ambiente y con la rigurosidad y la justicia. Tenemos un canon de saneamiento y el anterior Govern del PP de José Ramón Bauzá eliminó su objetivo finalista, por lo que este dinero que pagaban todos los vecinos y vecinas se invertía en necesidades distintas a las de saneamiento. Esta claro que si yo no hubiera sido presidenta de Emaya en estos momentos no dispondríamos de los 100 millones que tenemos del canon de saneamiento porque desde el primer momento contactamos con el conseller Vidal para hacer posible esta inversión.

¿Se destinó dinero del canon de saneamiento a otras necesidades en los primeros años de su mandato?

Es una afirmación rotundamente falsa. El dinero del canon se contempla en un convenio con la conselleria de Medio Ambiente en el que se detallan las cantidades que se financian y los proyectos concretos.

¿Por su bien y por el de su partido, no sería mejor que diera un paso atrás y se apartara de la carrera electoral?

Eso sería lo mejor para la derecha, no para la izquierda ni para mi partido.

¿Podrá aguantar una campaña electoral sentada en el banquillo de acusados?

Rotundamente sí. Mi inocencia es clara, hice el trabajo que tenía que hacer y mucho más. El trabajo me avala, no solo a mí, sino también al resto de personas encausadas.

Compartir el artículo

stats