Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presidente del PP de Palma
Entrevista

Jaime Martínez (PP) sobre la crisis de la Pride Week: «Hay que aclarar si este vodevil ha tenido un coste para los palmesanos»

«No se me ha pasado por la cabeza presentar una moción de censura en la recta final de la legislatura»

Jaime Martínez.

Jaime Martínez se encuentra ya en modo precampaña de cara a 2023. A la hora de pronunciarse sobre la crisis de la ‘Pride Week’, arremete con dureza contra el alcalde Hila, al que acusa de «falta de liderazgo».

Relacionadas

¿Si tuviese que elegir un adjetivo para definir la situación creada a raíz de la organización de la ‘Pride Week’ cuál sería?

Vergonzoso.

¿Por qué?

Porque los palmesanos no se merecen estos espectáculos, que traspasan las fronteras de aquí. En vez de que en España se vea a Palma como referente en cultura o en deporte, que no lo es porque tampoco se ha trabajado en ello, sea un referente en situaciones vergonzosas como ésta o los cambios de los nombres de las calles.

¿Usted considera que la crisis política queda zanjada con el cese de la regidora Sonia Vivas?

No, yo creo que la crisis del gobierno y del alcalde lleva años produciéndose. Lo que pasa es que en según qué momentos no se ha exteriorizado. Lo que pasó el otro día es la escenificación de la situación del equipo de gobierno con tres partidos que hacen equilibrios para entenderse con proyectos en que no demuestran consenso ni siquiera entre ellos. Y eso tiene consecuencias. Después de siete años de gobierno, Palma está en decadencia, porque no se hacen los proyectos necesarios. La buena relación que tiene que haber entre ellos no la hay.

¿Qué le parece que Sonia Vivas firmase la autorización de la ‘Pride Week’ minutos antes de dejar el puesto? Eso sí, finalmente ha sido anulada por Cort.

Vuelve a demostrar el poco liderazgo del alcalde. Todo el mundo va a su aire. Es un descontrol. No es sólo en esto. Es en general. Vemos una ciudad sucia, insegura. Ha pasado este vodevil con algo que pasa de ser una fiesta a ser una confrontación entre personas, entre mallorquines, entre palmesanos. Tienen un problema.

¿Pero no le parece que el alcalde José Hila ha actuado con firmeza cesando a Vivas y suspendiendo la ‘Pride Week’?

Hemos de recordar que el que genera el problema es el propio alcalde cuando desautoriza a Jarabo y se posiciona del lado de Sonia Vivas. Esa situación generada por el propio alcalde nos lleva a lo que vino después. Después habrá que valorar si el cese es por el ‘Pride’ o por si entró en discusión con Neus Truyol [edil de Més per Palma]. No sabemos por qué es. La crisis sigue existiendo. No vemos un proyecto de ciudad, no se ha hecho nada en Palma en estos años.

¿En qué situación cree usted que queda el gobierno municipal de cara a las elecciones de 2023?

El equipo de gobierno está de salida, agotado. Se nos van a hacer eternos estos meses. Estos siete años son lo peor que le ha pasado a Palma en los últimos 40. Está absolutamente agotado y es urgente que llegue 2023 para que haya el mejor gobierno y las mejores políticas y la mejor gestión de los temas esenciales, como la limpieza y la seguridad.

¿En algún momento pasó por su cabeza la posibilidad de una moción de censura?

No, en ningún caso. Estamos en la recta final de una legislatura, de dos legislaturas para ser exactos. Estamos en absoluta campaña, porque esta ciudad se lo merece. Tenemos que trabajar en una alternativa y en un proyecto de ciudad ilusionante. Le hemos pedido [a Hila] que se deje de proyectos que condicionen al ciudadano en los próximos años, como el plan general o el plan de movilidad. Que se dedique a que la ciudad sea segura y esté limpia.

¿Adoptará alguna iniciativa a nivel municipal para investigar lo que ha sucedido con la adjudicación de la ‘Pride Week’?

Lógicamente, aquí tenemos que ver de qué manera se ha anulado este evento, qué contrato se ha realizado, qué adjudicación ha habido. Hay una responsabilidad del alcalde de dar explicaciones. A ver si ha tenido coste para los palmesanos. Se deberán pedir responsabilidades, porque, encima de avergonzarnos, no nos merecemos tener que pagar estas cantidades económicas. Pediremos toda la documentación.

Kristin Hansen, promotora del evento a través de la compañía Ella Global Community, tiene una terraza ilegal en Sta Catalina, una zona que es objeto de fuertes tensiones vecinales por el ocio nocturno

Es lo mismo. Hay un gobierno municipal que lleva siete años sin tomar ninguna decisión. Santa Catalina necesita una presencia policial suficiente para garantizar un equilibrio entre los vecinos y la actividad económica. Ha conseguido que en sa Feixina se hagan actividades que vecinos y restauradores piden que no se hagan, para que no acaben en un desorden público. No ha tomado ninguna decisión para paliar esta situación de quejas de los vecinos. Primero, deberían no realizarse según qué eventos en sa Feixina, hay otras zonas para hacerlo. También hay que incrementar la presencia policial.

¿Cómo procesó usted las declaraciones de Hansen sobre la supuesta lejana percepción que tienen en los pueblos de Mallorca de lo que es una lesbiana?

Me pareció un insulto a los mallorquines, a los palmesanos, utilizar lo que tienen que ser celebraciones, reivindicaciones para unir a la gente. En vez de eso, crean crispación. Me pareció deleznable. En ese mismo momento, se deberían haber tomado medidas drásticas al respecto.

Compartir el artículo

stats