La entidad vecinal Som Serralta ha reclamado al Ayuntamiento de Palma un plan de espacios públicos y equipamientos para el barrio, ya que actualmente, el Camp d'en Serralta no cuenta con ningún espacio público libre para dotar a esta barriada de todos los servicios que hacen falta.

En una nota de prensa, la entidad ha recordado que la antigua escuela de la calle Lope de Vega "era una reivindicación histórica" para habilitar un casal de barrio, biblioteca, espacio para personas mayores, pistas deportivas, zonas verdes u otros espacios públicos.

La semana pasada se puso la primera piedra de las 25 viviendas de protección oficial que se van a construir. "Compartimos absolutamente la importancia de facilitar vivienda a personas mayores sin recurso y queremos dar la bienvenida a las nuevas personas que vendrán al barrio, pero aumenta la presión de población y continúan sin respuesta nuestras necesidades", ha asegurado la presidenta de Som Serralta, Francesca Campana.

"Cortada de raíz la opción de la escuela, y ante el hecho de que todo el suelo de la barriada es ahora mismo residencial, pedimos al Ayuntamiento una solución urgente a las más de 13.000 personas del sexto barrio con mayor población de Palma", ha reclamado Campana.

Alegaciones al Plan General

Som Serralta presentó en febrero alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma, que todavía no han obtenido ninguna respuesta oficial, según han señalado. El objetivo es que el Ayuntamiento modifique el planeamiento para que algunos solares y espacios del barrio puedan ser equipamientos o espacios públicos.

Entre las cinco opciones que Som Serralta propone para destinar a equipamientos públicos figuran los bajos de las galerías de los edificios que abarcan la calle Valldargent y Emili Darder, esquina con la calle Bover, que actualmente "se encuentran en estado de abandono y que constituyen un punto de suciedad y degradación".

Otros ejemplos de espacios recuperables que la asociación reivindica son la esquina entre las calles Rodríguez de Arias y Conde de Barcelona o la propia plaza Serralta, de la que Som Serralta reclama la peatonalización, junto con la creación de un eje cívico en la calle Bellet.

"Debemos recordar que somos un barrio en el que viven muchas personas en situación de vulnerabilidad", ha afirmado Francesca Campana, "que en muchos casos deben ir a otros barrios para ir a una biblioteca, hacer deporte o relacionarse con otras personas".