Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PIMEM-Comerç denuncia el modelo de turismo de borrachera en Playa de Palma

«No puede ser que un turista juegue al trile o se orine y no se le multe» -«Hay borrachos a todas horas», lamentan los comerciantes

Los comerciantes de Playa de Palma añoran que vuelva el «turismo familiar» y que crezca la oferta cultural. MARÍA PEDRAZ

Los comerciantes de Playa de Palma muestran su hartazgo por la inseguridad diaria que se vive en el destino por el modelo de turismo de excesos que ya está desbordado en el mes de mayo. «No puede ser que un turista juegue al trile o se orine y no se le multe», denuncia PIMEM-Comerç.

La inseguridad la padecen «turistas, comerciantes y residentes» y «a todas horas hay borrachos» por las calles, critican desde la asociación empresarial.

Los comerciantes consideran que los cuerpos de seguridad «hacen lo que pueden», pero ante la conflictividad de Playa de Palma «no dan abasto».

A las situaciones cotidianas en la zona de los juegos callejeros de apuestas fraudulentas, que se realizan frente a los comercios y el resto de negocios del destino, desde PIMEM-Comerç suman a «los carteristas, la venta ambulante y los turistas borrachos». Un cóctel insufrible que ni siquiera permite «pasear con seguridad».

Se cuestiona que los visitantes «no van a Alcúdia a emborracharse», sino a la zona degradada de Playa de Palma, a pesar de que se está haciendo un esfuerzo en regeneración hotelera, en la restauración y en el comercio. Todavía «queda mucho camino por recorrer» y también por parte de la Administración.

Desde años noventa

Los pequeños comerciantes exponen qué es lo que les gustaría lograr: «Un destino turístico más seguro y que no se identifique con los excesos. Añoran que vuelva el «turismo familiar» y que crezca la oferta cultural para echar por tierra los «últimos veinticinco años» porque la degradación «empezó en los años noventa y ahora es una bola de nieve que va en aumento».

PIMEM Comerc quieren unirse a la Comisión de Playa de Palma, junto con el ayuntamiento de José Hila. Los comerciantes van a luchar para lograr «mayor respuesta» por parte de la Administración y también del sector hotelero con el objetivo de que de una vez por todas haya «más limpieza y seguridad» en las calles del principal destino turístico de Mallorca por número de plazas hoteleras.

«No puede ser —advierten—que un turista juegue al trile y a él no se le multe o que un alemán se orine en la calle y tampoco se le sancione». Por tanto, PIMEM Comerc avanza que también actuará en las zonas turísticas.

Compartir el artículo

stats