La ‘nueva cara’ de la ludoteca de Cáritas en Cala Major

Este local de ocio ha mejorado sus instalaciones gracias a la colaboración de la Fundación La Caixa

Sebastià Taltavull inaugura, el miércoles, la reconversión de la ludoteca de Cala Major. | CÀRITAS

Sebastià Taltavull inaugura, el miércoles, la reconversión de la ludoteca de Cala Major. | CÀRITAS / n.c.b./e.p. palma

N.C.B./EP

La ludoteca de Cáritas Mallorca en Cala Major ha mejorado sus instalaciones gracias a la colaboración de la Fundación La Caixa a través de CaixaBank.

En una nota de prensa, el Obispado de Mallorca indicó ayer que el local se ha reacondicionado y ha incorporado nuevas equipaciones para ofrecer un espacio de ocio, juegos y lugar de estudio para niños de 3 a 12 años. Es también un local de encuentro de madres y padres, donde se organizan clases, talleres y otras actividades grupales.

La ludoteca, que este 2022 cumple cinco años de actividad, acoge semanalmente los miércoles durante 2 horas a un total de 21 familias. Algunas de ellas ya llevan algunos años asistiendo a las actividades organizadas, otras se han incorporado recientemente.

Durante este tiempo las instalaciones se han ido acondicionando pero ha sido en los últimos meses, y gracias a la ayuda aportada por la Fundación La Caixa a través de CaixaBank, cuando se ha hecho un cambio más profundo para ofrecer una nueva imagen más moderna y confortable.

Familias con sus hijos disfrutando de la celebración. | CÀRITAS

Familias con sus hijos disfrutando de la celebración. | CÀRITAS / n.c.b./e.p. palma

Esta reconversión de la ludoteca fue inaugurada este miércoles con la celebración de una pequeña fiesta con la presencia de los participantes de este espacio, los niños y sus madres, así como del obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.

Según explicó el obispado, la ludoteca «es un espacio multifuncional donde los más pequeños disfrutan de los juegos, libros, actividades diversas, mientras los mayores dan clases de castellano y catalán para favorecer su integración». Además, se organizan salidas en los espacios de la barriada palmesana y en San Agustín, Sóller y a Raixa con el fin, siempre «de fomentar la integración de las familias y favorecer la creación de una red de apoyo entre ellas», muchas de ellas con una situación de vulnerabilidad económica.

Cabe destacar que la propuesta de abrir un punto lúdico en esta zona se debe a la falta de espacios públicos: no hay biblioteca, ni casal de barrio y ni tan siquiera parques cercanos. Todas estas circunstancias propiciaron la apertura de este lugar de ocio que renueva imagen.