Flipau amb Pere Garau’ realizó ayer sábado una acción protesta para dar a conocer la degradación que sufre el barrio. La asociación ha criticado la «degradación ambiental» del barrio, «el incivismo y la incapacidad del Ayuntamiento de Palma para encontrar soluciones», y ha reclamado que sea declarado zona preferente en materia de limpieza, control y concienciación, «atendiendo a los criterios de densidad de población».

En un comunicado, la entidad recordó que Pere Garau es el barrio más poblado de la ciudad, con más de 28.000 habitantes según el padrón de 2021, y el más denso del Ensanche, con cerca de 42.000 habitantes por kilómetro cuadrado.

Con todo, «desde hace varios años presenta un descuido evidente, impactando negativamente en el desarrollo y calidad de vida de la comunidad y sus habitantes», han lamentado.

En este sentido, han destacado la «necesidad urgente» de colaborar con las instituciones para solucionar estos problemas «de manera eficaz y sostenible», como son la proliferación de pintadas vandálicas, ruidos y consumo de alcohol en las calles.

También han hecho referencia a las «cucarachas y ratas en el entorno de edificios y solares abandonados», acumulación de trastos en las calles, contenedores en mal estado, gestión «ineficaz» en la retirada de polen o un centro de salud «que no reúne las condiciones adecuadas, ni de espacios ni de infraestructuras».

«Reclamamos el barrio amable y saludable que nos merecemos», ha concluido ‘Flipau amb Pere Garau’.