Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teniente de alcalde de Medio ambiente de cort y presidente de emaya
Entrevista

Ramon Perpinyà: «La zona de bajas emisiones se esparcirá por toda la ciudad»

Como teniente de alcalde de Medio Ambiente ha sido el responsable de la tramitación del Plan de Acción por el Clima y Energía Sostenible (PAES), aprobado definitivamente en el último pleno de Cort

Ramon Perpinyà, teniente de alcalde de Medio Ambiente y presidente de Emaya.

La aprobación del PAES supone que Palma asume su compromiso de cumplir con los objetivos de la Unión Europea, de la ley balear del cambio climático y de adoptar medidas para reducir de forma efectiva las emisiones de gases contaminantes.

Uno de los objetivos del PAES es reducir un 40% las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera antes de 2030. ¿Es realista?

Es imprescindible que lo cumplamos, y creo que lo podremos hacer si realmente nos ponemos en ello, si hacemos las inversiones necesarias y ejecutamos los proyectos planteados.

¿Por qué es imprescindible?

El cambio climático nos demuestra que, o tomamos medidas ya, o las consecuencias serán irreversibles. Pero creo que debemos ir un paso más allá porque PACES también quiere decir energías renovables y lo que nos demuestra también es que los combustibles fósiles nos llegan de países con una gran inestabilidad como Rusia y los precios que en estos momentos estamos pagando son absolutamente disparatados. Por ello, poder producir nosotros nuestra propia energía nos daría autonomía y nos permitiría no tener que preocuparnos de estos vaivenes.

¿Qué inversiones y medidas se deberán adoptar?

El PACES incluye en torno a 82 medidas distintas que afectan a todas las actuaciones municipales. Yo le destacaría tres grandes bloques. El primero, relacionado con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Debemos recordar que alrededor del 70% de la generación de CO2 de una ciudad proviene de los vehículos, por lo que es básico actuar en este sentido. El segundo tiene que ver con el Plan General, que nos permite medidas como la de favorecer más zonas verdes, entre otras. El tercer gran bloque incluye la comercializadora de energía municipal que lidera Emaya, con el compromiso de que la energía utilizada por todos los servicios municipales en 2030 provenga de renovables. Aquí se incluye también el compromiso de dotar a la ciudad de 2.000 puntos de recarga eléctrica.

¿Cómo ha sido recibido el proyecto por las empresas de generación y distribución como Endesa?

Hemos realizado un trabajo de comunicación bueno con todas estas empresas dejándoles muy claro que no entramos en competencia, puesto que nuestro mercado se limita a los servicios municipales. Creo que no solo la comercializadora ha sido bien recibida, sino que también nos han admitido como un socio más entre las empresas eléctricas. Hemos puesto en marcha también el Cluster de transición ecológica en el que están todas las empresas del sector eléctrico y de distribución, que preside Emaya, por lo que las relaciones no es que sean buenas, sino que son excelentes.

Además de la reducción de emisiones también incluye la reducción del 32,5% del consumo de energía. ¿Qué medidas se adoptarán?

El PACES nos compromete a utilizar el 100% de energías renovables en los servicios municipales, que incluyen, entre otros, los edificios, los que presta Emaya y la EMT, y a conseguir una reducción a nivel de municipio del 32%.

¿Han cuantificado el ahorro que supondrá lo anterior para el Ayuntamiento?

Yo diría que muy importante. Por ejemplo, en el caso de Emaya, cuando los precios del combustible eran «normales» tenía un coste de cinco millones de euros anuales, mientras que el del resto de los servicios municipales ronda los 15 millones. Una vez amortizadas las inversiones necesarias el ahorro puede ser del orden de diez millones anuales.

¿También contempla la posibilidad de la venta de excedentes de energía?

Sí. Hasta un 20% de la producción se podría vender a terceros por un tema legal.

¿Estas medidas serían suficientes sin una reducción drástica del tráfico rodado?

Son actuaciones complementarias que el PAES, a través del PMUS, va a contemplar, incluyendo la mejora del transporte público y favoreciendo las modalidades de transporte alternativo al vehículo privado. En cuando a este último, deberá ser en su totalidad eléctrico. Lo anterior es un proceso que vamos a ver y estoy convencido que en poco tiempo el 80% o el 90% del parque de vehículos será eléctrico y para 2050 lo será todo el parque móvil incluyendo los autocares y camiones. También se producirá una disminución importante del número de coches privados.

También contempla una zona de bajas emisiones que, en principio, se señalizará en el centro de la ciudad. ¿En un futuro será suficiente?

No. Se extenderá a lo largo de la ciudad poco a poco como una mancha de aceite. Veremos también cómo el parque móvil será en su práctica totalidad eléctrico y de ahí nuestro compromiso de instalar 2.000 puntos de recarga en toda la ciudad. En este sentido, cabe señalar que Mallorca es una zona ideal para la movilidad eléctrica porque la autonomía que te da te permite recorrer toda la isla. Además, todos los coches que se compran desde distintas concejalías y servicios municipales son eléctricos.

¿Para cuándo la instalación de controles automáticos de lectura de matrículas en los accesos a la ciudad?

Es una cuestión contemplada en el PACES con el fin de poder discriminar cuando sea necesario el tipo de vehículo que accede a una determinada zona, aunque la medida se ha de complementar con la existencia de estacionamientos disuasorios en las entradas a la ciudad, que el plan también contempla.

¿Cómo ha recibido el posible procesamiento de su antecesora en la presidencia de Emaya, Neus Truyol, por presunto delito ecológico por el vertido de aguas residuales al mar?

No voy a entrar en el detalle de la cuestión pero le recordaré dos cosas. El problema de los vertidos es una cuestión histórica de Palma que se produce desde hace muchos años, no es de esta legislatura, ni de la pasada ni de la anterior. Su resolución implicaba acometer grandes inversiones en infraestructuras que permitan parar los vertidos. Y esto es lo que estamos haciendo ahora. En estos momentos nos encontramos en proceso de tramitación por parte del Gobierno central de la nueva depuradora, estamos ejecutando el tanque de laminación, redes de separación de pluviales y residuales en Son Castelló y en otras barriadas. El hecho de que se culpabilice a la anterior cúpula de Emaya de un problema histórico justo cuando se comenzó a poner las soluciones que ahora estamos ejecutando me parece un poco injusto, para ser sincero. Si a lo anterior se añade que técnicos de Emaya, que también están inculpados, son los que están poniendo las soluciones y son los que están trabajando para resolver el problema... ya le he dado mi opinión.

También tiene otro frente judicial abierto, como es el de la contaminación del subsuelo del antiguo vertedero de Son Reus.

Este vertedero dio servicio a toda Mallorca hasta 2008 y se cerró este año. Estoy en condiciones de afirmar que desde este año hasta ahora se ha hecho una gestión correcta y la mejor que se puede hacer. En estos momentos estamos realizando las obras y adoptando las medidas necesarias para su mantenimiento correcto. Los vertidos de lixiviados documentados en realidad se produjeron en 2013. A partir de este momento existen unas trazas, pero desde Emaya estamos adoptando todas las medidas que nos corresponden con el fin de adoptar el correcto funcionamiento de este vertedero. Recuerde además que un vertedero de estas características tiene varias etapas. Los primeros diez años se produce la maduración de los residuos y es cuando se pueden producir un volumen mayor de lixiviados. Desde su cierre ya han pasado 14 años, por lo que nos encontramos ante un vertedero maduro.

¿Para cuándo el sacrificio 0 de mascotas en Son Reus?

Por lo que se refiere a perros, desde 2019 no se sacrifica ninguno en buen estado. En cuanto a los gatos, con el impulso de las colonias felinas en lo que llevamos de año no ha habido ninguno.

Compartir el artículo

stats