Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acusan a Cort de «improvisar» con el cambio de circulación de la plaza de las Columnas

El Ayuntamiento de Palma pospone al próximo jueves la finalización de las obras y la apertura al tráfico a causa de la lluvia - Los comerciantes de la zona aseguran haber perdido clientela después de meses de ruido, polvo y socavones en la calle

Los viandantes tienen que sortear vallas, conos y señales en la calle. | B.RAMON

Una vez más, el Ayuntamiento de Palma pospuso ayer la entrada en vigor del cambio circulatorio definitivo que se implantará en la plaza de las Columnas, y que supondrá que los coches puedan circular en ambos sentidos en un tramo de la plaza. En esta ocasión, Cort ha aplazado hasta el próximo jueves la finalización de las obras debido a la lluvia de la semana pasada, que ocasionó un retraso de dos días en el avance de las tareas.

Por su parte, la entidad conservacionista ARCA aseguró que, después de haber anunciado «a bombo y platillo» la apertura hacia la calle Uetam, los motivos del Consistorio no son más que una «excusa». La asociación acusó a Cort de «improvisar» para llevar a cabo el «absurso y peligroso» cambio de circulación de la plaza, un proyecto que ha salido adelante «sin escuchar a la ciudadanía» y que provocará que la zona «pierda su armonía y su carácter», además de «reducir la seguridad de los ciclistas» y eliminar dos pasos de cebra para los peatones.

Mientras tanto, en la calle, las obras acaparan la atención de los viandantes. Muchos de ellos se detienen para observar las tareas de los trabajadores y preguntarles cuándo terminarán, al tiempo que sortean vallas metálicas, conos y balizas. Un vecino, afincado en uno de los portales de la plaza, comentó resignado: «Estemos de acuerdo o no con estas obras, el Ayuntamiento hará lo que quiera. Y si luego hay un cambio de gobierno, también tendremos que aguantar más reformas».

Los comerciantes también han tenido que armarse de paciencia. Mateo Canals, el responsable de la joyería y relojería Canals, ubicada en la esquina entre la plaza Francesc García i Orell y Nuredduna, confía en que la peatonalización de la calle se resuelva, a largo plazo, con más afluencia de viandantes y una mayor clientela en las tiendas, aunque de momento admitió que «las ventas han bajado mucho» desde que empezaron las obras.

La plaza tendrá una nueva ordenación circulatoria. | B.RAMON

Unos metros más allá, XiaoQiang Zheng, uno de los responsables del bar de tapas Las Columnas, aseguró que después de meses de ruido, polvo y socavones en la calle, muchos clientes desisten de parar a tomar un café o comer en el local. «Además, he tenido que quitar varias mesas de la terraza, aunque igualmente muy pocos se sientan fuera porque con el estruendo que hay...».

Con todo, a partir del próximo jueves, la circulación de la plaza será de doble sentido entre las calles Nicolau de Pacs y Francesc Manuel de los Herreros, y se permitirá el giro hacia Uetam desde la rotonda. «Una actuación injusta», consideró ARCA, en la que Cort «utiliza de manera torticera conceptos loables como movilidad sostenible, ecologismo o pacificación del tránsito».

Compartir el artículo

stats