Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iniciada la urbanización del último gran solar sin edificar que quedaba en el Molinar

Las obras posibilitarán la continuidad de varias calles que ahora están cortadas y la futura construcción de más de medio centenar de viviendas en los solares resultantes, además del mantenimiento de un molino de extracción de agua

Las obras de urbanización, iniciadas por los promotores hace unas semanas, deberán respetar el molino existente. B. Ramon

Las excavadoras han entrado en el último gran solar urbano que se mantiene aún sin edificar en la barriada del Molinar. Desde hace varias semanas se están ejecutando las obras de urbanización de esta superficie de aproximadamente 10.000 metros cuadrados situada entre los números 152 y 164 de la calle Llucmajor, lindando con un tramo de Damià Reixac, que se prevé prolongar hasta la calle Golf de Lleó.

En 2020 los promotores de la urbanización, una junta de compensación integrada por siete propietarios, ya contaban con el visto bueno municipal para ejecutara los trabajos ajustados a las previsiones del Plan General de Ordenación Urbana actualmente en vigor, aunque estaban a la espera del pronunciamiento de la Comisión Balear de Medio Ambiente.

Las obras ahora iniciadas consisten en la dotación de servicios con la instalación de las redes de agua potable, alcantarillado y el alumbrado público, que posibilitarán la delimitación de las parcelas en las que se podrán levantar en un futuro las edificaciones previstas. Si bien el Plan General permite la construcción de un máximo de 71 viviendas en esta zona, ello no significa que finalmente se edifique esta cifra exacta, puesto que depende de los metros cuadrados que tenga cada una. En cualquier caso, se prevé la construcción de «más de medio centenar».

En el solar resultante situado en la calle Llucmajor se prevé la construcción de viviendas en planta baja y tres alturas, mientras que los edificios que se construirán en los solares resultantes en la nueva calle que se abrirá como prolongación de la del Mariscal Bartomeu Guzmán Gayman dispondrán de planta baja y dos alturas.

La prolongación de la calle Damià Reixac, también prevista en la actuación, deberá mantener el molino de extracción de agua existente, su trazo se estrechará a la altura de este elemento etnológico. Los nuevos viales y otras infraestructuras ocuparán unos 3.000 metros cuadrados de la superficie total del solar mientras que el resto, calificado como residencial y una pequeña parte como industrial, ocupará otros 2.300 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats