Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las viviendas para millonarios alcanzan todos los rincones de Santa Catalina y Son Espanyolet

Se generalizan las promociones de obra nueva y reformas integrales que superan ampliamente los diez mil euros el metro cuadrado - Alcanzan a calles que hasta ahora permanecían fuera del radar de las agencias inmobiliarias de lujo

Villalonga, 9 Más de seis millones en una esquina IDEALISTA

Las promociones de lujo ganan terreno en Santa Catalina y Son Espanyolet, donde la mayor parte de construcciones de obra nueva y reformas integrales se comercializan por precios que superan ampliamente los diez mil euros el metro cuadrado. El catálogo de propiedades inaccesibles para la gran mayoría de los bolsillos incluyen unifamiliares con piscina y jardín, pero también pisos, y en zonas que hasta ahora habían escapado del radar de inmobiliarias y clientes con un alto poder adquisitivo.

Un caso paradigmático es el número 45 de Joan Crespí, calle que marca la frontera entre los dos barrios y en la que se levanta un inmueble de alto standing que sumará 25 viviendas. Las excavadoras ya han empezado a trabajar en el solar y varias agencias las comercializan sobre plano. Los pisos más asequibles, de una habitación y 73 metros cuadrados, se venden por 499.000 euros; el más caro, un ático de tres habitaciones, sale a la venta por 2.599.000 euros.

Entre medias hay una amplia gama de precios, la mayoría rozan o superan los diez mil euros el metro cuadrado, con el pretexto de que la promoción se ubica «en la zona de mayor demanda de Mallorca» y cuenta con materiales de primera calidad y un diseño de vanguardia. Cuando las obras finalicen, el edificio contará con una piscina comunitaria «iluminada con cascada», jardín, solárium y gimnasio. Todo un contraste en una zona de Palma con edificios modestos y residentes de toda la vida.

No muy lejos, en el número 9 de la calle Villalonga, hay en proyecto la construcción de cuatro unifamiliares. Los trabajos de construcción ya han empezado y Fantastic Frank, la agencia que comercializa las viviendas, estima que estarán acabadas dentro de dieciocho meses. Y están reservadas para unos pocos bolsillos. La más cara, de 194 metros cuadrados, con piscina y jardín, se comercializa ya por 2.650.000 euros (13.700 euros el metro cuadrado). Otras dos viviendas, de 115 y 114 metros cuadrados, se venden por 1.350.000 y 1.300.000 euros respectivamente, y según especifican en la agencia pueden unirse en una. El cuarto unifamiliar, de 127 metros cuadrados, ya tiene comprador.

Con estos precios es ya una de las esquinas más exclusivas de Palma pese a que queda apartada de Fàbrica y del Mercat de Santa Catalina, zonas en las que hasta ahora se concentraba el lujo inmobiliario del barrio y muy atractivas especialmente para ciudadanos escandinavos. Y este es precisamente el valor que le dan a la zona, según reza el anuncio de Fantastic Frank: «Ubicación inmejorable, a tiro de piedra de todos los restaurantes y del bullicioso mercado de Santa Catalina, pero escondido en una calle tranquila y arbolada».

Joan Crespí, 45 Pisos de lujo en una calle popular. IDEALISTA

Sello escandinavo

La misma agencia comercializa en Son Espanyolet Can A Sense, una villa ubicada en la calle d’Alzina que valora en 2.450.000 euros. Este espectacular unifamiliar con jardín y piscina que mezcla el estilo escandinavo y el mallorquín también está en cartera de Alzina Living, la polémica agencia inmobiliaria del noruego Erik Oren que puso en pie de guerra a los residentes del barrio al comercializar varios chalets de lujo como alquiler vacacional. «Siéntete como en el campo y en la ciudad al mismo tiempo», propone a sus huéspedes en el anuncio de la villa.

La cotización del metro cuadrado en Son Espanyolet no deja de subir. Uno de los últimos ejemplos es un chalet que una agencia especializada en lujo comercializa por un precio récord de 2.950.000 euros.

Compartir el artículo

stats