Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort se desmarca de Mac Insular y prepara un depósito de escombros para sus obras

El Ayuntamiento calcula que se podría ahorrar entre uno y dos millones de euros anuales en función del volumen de material acumulado ya que el coste del tratamiento se reduce hasta dos tercios en relación al del gestor del Consell

Plaza de España «Un elevadísimo coste de la gestión de residuos» Manu Mielniezuk

El Ayuntamiento de Palma pretende desmarcarse de Mac Insular a la hora de gestionar los escombros que se producen en las obras que el departamento de Infraestructuras realiza en la ciudad. Para ello está preparando en unos terrenos de su propiedad en Son Reus un depósito de voluminosos, con el fin de reutilizarlos a medida que se vayan necesitando. 

En estos momentos el departamento de Infraestructuras de Cort está tramitando el proyecto básico y de actividad permanente mayor de almacén municipal en el Polígono 22 de la parcela 21 de Son Reus, que está situada junto a las casas de esta possessió de propiedad municipal y prácticamente enfrente del Centro Municipal de Protección Animal de Son Reus y en el mismo camino que da acceso a la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que gestiona Tirme.

Con esta iniciativa, la concejala de Infraestructuras, Angélica Pastor, afirma que lo que se pretende es que el Ayuntamiento tenga capacidad para tratar los escombros que se producen en las distintas obras municipales, con el fin de reutilizarlos en las mismas obras en el caso de que sean necesarios una vez tratados, o en otras. 

Con ello, se pretende poner fin a la situación actual que califica de «absurda», que les obliga a entregar los escombros generados por las obras municipales a Mac Insular, empresa a la que el Consell de Mallorca le ha concedido la gestión de voluminosos de toda la isla y, posteriormente, adquirir estos materiales en el caso de que se necesiten para la obra que se está ejecutando. Lo anterior supondría un importante ahorro para las arcas municipales puesto que, en algunos casos, se ha calculado que el precio se reduciría entre un 75% y dos tercios.

La concejala insiste en que se trata de una posibilidad legal contemplada en la legislación vigente, puesto que en esta planta solo se van a aceptar escombros procedentes de las propias obras municipales y no de particulares.

El estudio comparativo de tarifas que aplica MAC insular y otros gestores de distintos puntos de la península, ponen de manifiesto, según la concejala, del ahorro que supondría disponer por parte de del Ayuntamiento de este depósito de escombros. 

De esta forma, para residuos con densidades de entre 1 y 1,02 MAC Insular aplica una tarifa de 39.02 euros por tonelada mientras que el de la Diputación de Málaga es de 3 euros, la de Córdoba 10,38 euros y el Gobierno de Argón 3,75 euros. 

Para materiales con densidades iguales a 0,3, la tarifa del gestor mallorquín es de 175,78 euros por tonelada, frente a los 35 euros que aplica la Diputación de Málaga, los 20,45 la de Córdoba y 8,53 la del Gobierno de Aragón.

En la documentación que acompaña el proyecto de depósito de escombros que tramita el Ayuntamiento y que está pendiente de autorización por parte de la conselleria de Medio Ambiente del Govern balear, se ha incluido un estudio del coste que representa para los ciudadanos de Palma la gestión de residuos en las instalaciones previstas en Son Reus, comparándolos con los «costes impuestos por la gestión a través del que actualmente es un servicio en régimen de monopolio», tal como se señala desde Infraestructuras. 

De esta forma, el coste por tonelada de residuos incluyendo su transporte y una fracción sin clasificar en la planta municipal sería de 16,8 euros por tonelada, mientras que aplicando las tarifas de Mac Insular, se dispara hasta los 49,84 euros por tonelada, lo que representaría «un ahorro» para las arcas municipales de una media de 33,77 euros por tonelada.

Desde Infraestructuras se ha informado que el año pasado solo el servicio de Vialidad generó y gestionado a través de MAC Insular 13.716,480 toneladas con un coste solo de gestión y sin incluir transporte de 535.148 euros, lo que representa entre un 15% y un 20% del presupuesto disponible para el arreglo de aceras.

El depósito incluiría distintas zonas de escombros, asfalto, pavimentos pétreos y de hormigón, elementos de mobiliario, almacén de elementos de alumbrado público y otros elementos aprovechables.

Situación del nuevo depósito de Son Reus.

Situación del nuevo depósito de Son Reus. Fuente: Ajuntament de Palma / DM

Plaza de España «Un elevadísimo coste de la gestión de residuos»

El coste de la gestión de residuos del cambio de pavimento de la plaza de España, valorado en el proyecto en 200.000 euros, fue puesto en entredicho por MAC Insular, afirmando que probablemente no supería los 30.000 euros. Lo anterior ha sido completamente desmentido por los técnicos de Infraestructuras quienes, basándose en las mediciones de los distintos pavimentos, afirman que se retirarán 4.982 toneladas. Si se pudiera aplicar en estas obras el coste previsto en la planta municipal, este apartado de la intervención se reduciría en 151.276,61 euros, con el consiguiente ahorro para las arcas municipales.

Compartir el artículo

stats