Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una red de centros elaborará el primer mapa de la segregación escolar en Palma

La herramienta servirá para reclamar a la conselleria de Educación y Cort que adopten medidas urgentes y se reconozca públicamente la problemática

Asamblea constituyente de la red de centros contra la segregación escolar, este jueves, en el CEIP Verge de Lluc.

Diez colegios de Palma, dos institutos, asociaciones de familias y la FAPA Mallorca se sumaron ayer al acto de fundación de la primera red de escuelas públicas de Palma que luchan contra la segregación escolar. La iniciativa parte del claustro de profesores del CEIP Verge de Lluc, que lanzó una convocatoria para los centros que quisieran sumarse.

El punto de partida de esta unión de varios colegios es tratar de recopilar toda una serie de datos que en estos momentos están «ocultos, no se hacen públicos», comenta el docente y miembro de la comisión contra la segregación escolar del CEIP Verge de Lluc Iñaki Aicart. Números que permiten cuantificar el alumnado con necesidades de apoyo educativo que llegan al centro. Cuando esos porcentajes son elevados, se dificulta la labor docente, llegando a situaciones de estrés importante. Asimismo, los problemas de desigualdad social aumentan.

«Es nuestro caso, pero sabemos que en Palma hay más y ahora queremos detectarlos para hacer una radiografía completa de la segregación escolar en Palma», indica Aicart. «Nosotros tenemos un porcentaje de alumnado de origen inmigrado o con necesidades socioeconómicas y de otro tipo por encima del que hay en nuestro territorio», advierte. «¿Qué sucede? Pues que esta composición desequilibrada provoca que nuestros centros sean poco deseados por muchas familias de su entorno y que por tanto este desequilibrio se agudice año tras año», señala. Es en realidad lo que les ha sucedido en el CEIP Verge de Lluc en los últimos cuatros años. «Este último año la situación se ha revertido un poco por la metodología novedosa que estamos desarrollando».

El problema en Palma es que no se está trabajando para combatir la segregación. «Hay iniciativas en Manacor, Inca y sa Pobla donde está la propia conselleria de Educación implicada», apunta Aicart. «Pensábamos que en Palma esto es muy necesario y por eso impulsamos esta red».

En la práctica, la segregación escolar está muy vinculada con una elevada presencia de alumnado de NESE (Necesidades Específicas de Apoyo Educativo). «El tema es que la normativa regula la escolarización de este alumnado y establece que ésta se hará de forma equilibrada y equitativa entre los centros sostenidos con fondos públicos, velando por que el número de alumnos matriculados no supere el 30% del alumnado total del centro y por que el número de estos alumnos no exceda en un 10% la media de estudiantes de NESE del resto de centros educativos de su zona de escolarización», detalla Aicart. «En nuestro caso, superamos en 20 puntos esta norma y hay más centros que seguramente también». 

El docente también enumeró las consecuencias de la segregación escolar: un aumento de las desigualdades sociales, una bajada de los resultados educativos y un aumento del abandono escolar y una mayor dificultad para la labor docente. Con esta red, «buscamos eliminar la segregación, dar fuerza a los centros para que hagan difusión de su realidad y metodología para favorecer que las familias no tengan prejuicios en la elección de centro, conseguir el consenso social para reconocer la problemática, que se impliquen la conselleria de Educación y el Ayuntamiento de Palma, una cuota máxima de alumnado NESE en los centros segregados y reserva real de plazas de incorporación tardía en los centros».

Obtener los datos a través del portal de transparencia

Para elaborar el mapa de la segregación escolar, es necesario conseguir datos que si no se piden en el portal de transparencia del Govern no están al alcance fácilmente. En la asamblea constituyente de la red contra la segregación escolar, que tuvo lugar en el CEIP Verge de Lluc, se les explicó a los representantes de los centros que acudieron el proceso para pedir esas cifras, con el fin de que puedan trabajarlas. La finalidad es después juntar todos los datos para poder dar la fotografía completa de la segregación escolar en Palma.

CEIP Verge de Lluc: más del 50% de alumnos necesitan apoyo 

Según datos de la conselleria de Educación, el curso pasado (2020-2021), el CEIP Verge de Lluc tuvo un 51,4% de alumnado de NESE (Necesidades Específicas de Apoyo Educativo) en educación primaria, superando así la media de la zona escolar en un 28,1%. «Claro que, si la media escolar es del 23,3% y nosotros tenemos un 51,4%, la pregunta es: ¿qué se está permitiendo en otros centros? ¿Un 2%? ¿Un 4%? ¿Un 1%? ¿O quizá un 0,2%?», se preguntan desde el claustro del colegio Verge de Lluc. 

«La injusticia que manifiesta esta situación, el ataque a la educación en igualdad de oportunidades y el atropello que representa para la educación inclusiva debe detenerse», señalan desde el centro. «Por eso es necesario que los responsables en política educativa en la conselleria de Educación y en el Ayuntamiento de Palma afronten de manera urgente este problema que ciertamente padecen un gran número de escuelas públicas de nuestro municipio», indican en un comunicado. 

Por otra parte, piden que la conselleria rompa con este tema «tabú» y haga públicas las cifras de todos los centros financiados con fondos públicos «porque sólo desde la transparencia y la información pública se podrá empezar a poner remedio y a reparar esta situación tan injusta, que incluso llega a un incumplimiento de la normativa de escolarización por parte de la propia conselleria de Educación».

El docente Iñaki Aicart explica que después de obtener los datos del centro en el portal de transparencia enviaron un escrito a la conselleria. La respuesta fue: dotarles de un profesor más y cerrar las matrículas para el resto del año para alumnos NESE. Pero para este profesional y el claustro del CEIP Verge de Lluc la cuestión va mucho más allá de esta dotación por una queja, «hay que denunciar esta situación y que se conozca la realidad de todos los centros segregados para poder revertir la situación y actuar conjuntamente».

Compartir el artículo

stats