Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario | La pizarra de la plaza de España no será reutilizada

Los aproximadamente 5.700 metros cuadrados de pizarra que aún quedan en el pavimento de la plaza de España, el resto, hasta llegar a los 8.100 metros cuadrados cubiertos inicialmente por este material se han ido sustituyendo por tacos de hormigón con más o menos fortuna y gracia, no serán reutilizados, al menos por el Ayuntamiento. Tal como se especifica en el proyecto aprobado esta semana por la junta de gobierno y corroborado por el jefe del departamento de Infraestructuras de Cort, Urbano Sánchez, a este material se le dará el destino que la ley de residuos establece: entregarlo al único gestor autorizado en Mallorca para gestionar los escombros procedentes de construcciones, Mac Insular, previo pago del canon correspondiente. De esta forma, en el documento que detalla el presupuesto de la intervención prevista en la plaza de España para la sustitución del pavimento que, sin contar con los casi 500.000 euros que aportará Emaya para cambiar las redes de suministro, asciende a 2.499.587,58 euros, la tasa para la gestión de residuos alcanza la friolera de 202.412,99 euros. Casi una quinta parte de lo que cuesta la nueva pavimentación.

Piezas de 100 kilos colocadas con una máquina 

Al final, la tonalidad del pavimento escogido para sustituir a las piezas de pizarra será predominantemente gris por lo que, por otra parte, y salvando las distancias, el resultado será muy parecido al existente tanto en el paseo central del Parc de les Estacions como en la zona que rodea a los edificios del antiguo hostal Términus y al de la antigua estación ferroviaria. Las piezas no obstante serán mucho más grandes y gruesas, medirán 80x60x12 centímetros y pesarán casi 100 kilos, lo que obligará a colocarles utilizando maquinaria. 

Compartir el artículo

stats