Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dueño del solar de la Casa del Pueblo: «Construiremos un edificio que mejorará el barrio»

Un promotor alemán de viviendas de lujo edificará en la parcela que ocupaba el histórico inmueble: «Respeto profundamente los motivos por los que los vecinos puedan estar enfadados»

Solar que ocupaba la Casa del Poble y en el que se levantará un edificio de viviendas. GUILLEM BOSCH

Una empresa inmobiliaria alemana dedicada a la promoción de viviendas de lujo construirá un edificio de pisos en el solar de la Casa del Pueblo. «Somos una empresa promotora arraigada en Mallorca desde hace varios años. Compramos el solar con la única intención de ejecutar un edificio de viviendas que, en la medida de lo posible, mejore el barrio», indicó a este diario por correo electrónico James von Enden, socio ejecutivo de la promotora Perlen Taucher. La empresa, cuyo nombre podría traducirse por ‘buscador de perlas’, se ubica en el exclusivo Port Adriano.

Von Enden es el propietario del solar a través de una de sus sociedades, Beachaus Invest, dedicada a la promoción y compraventa de bienes inmobiliarios. «Estamos proyectando un edificio de viviendas para su venta», indicó el responsable de Perlen Taucher. De este modo, parece descartado que vaya a levantarse un edificio de pisos para destinar exclusivamente al alquiler.

El Ayuntamiento concedió la licencia de obra el pasado 19 de octubre, pero un recurso presentado por un grupo de vecinos del barrio en noviembre la dejó en suspenso. Estos residentes, parte de ellos agrupados en la entidad Amics de la Casa del Poble, reclaman que la parcela vuelva a pasar a manos públicas después de que en 2014 el Ministerio de Defensa la subastara para obtener liquidez. Sin embargo, parece que esta vía está muerta después de que el Govern anunciara ayer que levanta la suspensión y que, a cambio, propondrá la creación de un centro de interpretación de la Casa del Poble.

Los ecos de la reivindicación vecinal han llegado a oídos de Von Enden. «Respeto profundamente los motivos por los que los vecinos pueden estar enfadados. La información que tengo es que aquel edificio [por la Casa del Poble] fue derribado en 1975 y desde entonces sólo hay un solar. Y que su propietario, el Ministerio de Trabajo, lo vendió a través de una subasta pública en 2014», señaló este promotor.

James von Enden.

James von Enden. PERLEN TAUCHER

Aquel año la parcela, de 1.593 metros cuadrados, fue adquirida por la promotora mallorquina Glicina S.L. que la tapió durante años sin decidirse a construir hasta que el pasado verano se lo vendió a Beachhaus Invest.

No ha trascendido el número de viviendas que construirá la actual propiedad, pero todo apunta a que serán solo accesibles para unos pocos bolsillos. Von Enden figura como administrador de una docena de sociedades dedicadas a la promoción inmobiliaria. Y a través de su oficina en Port Adriano comercializa villas de lujo de nueva construcción en Mallorca, especialmente en los municipios de Calvià y el Port d’Andratx. «En la actualidad, Perlen Taucher tiene un volumen de ventas de más de 100 millones de euros», detalla su página web.

El edificio de la Casa del Poble fue una donación del financiero Joan March Ordinas a la Federación de Sociedades Obreras en 1924. Después de 1936 se convirtió en la sede de la Falange y posteriormente fue utilizado como centro de formación profesional hasta que en 1975 fue derribado en extrañas circunstancias. Los vecinos siempre han reivindicado su memoria.

El Govern rechaza la suspensión de la licencia de obras

La Comisión Técnica de Memoria y Reconocimiento Democráticos del Govern informó ayer de que rechaza la suspensión de la licencia de obras del solar donde se encontraba la Casa del Pueblo de Palma, dado que el informe jurídico de la Abogacía de la Comunidad dictamina que la adopción de esta medida «no sería conforme a derecho», lo que imposibilita la adopción de medidas cautelares.

Como alternativa, el Ejecutivo balear propone impulsar la creación de un centro de interpretación en un espacio cedido por la promotora en el propio solar, o bien la colocación de una placa conmemorativa que recuerde la existencia y evolución histórica del centro.

Compartir el artículo

stats