La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en Cort, Eva Pomar, el concejal Alejandro Escriche y la presidenta de la asociación vecinal de Son Güells, Roxana Bustamante, visitaron ayer el vertedero ilegal existente en esta barriada. Tras el incendio producido la semana pasada en esta zona, que movilizó a los bomberos, Pomar exigió al Ayuntamiento de Palma que proceda a la limpieza y al cierre de este vertedero, tal como un juzgado ordenó a Emaya que lo hiciera de forma subsidiaria.

Pomar recordó asimismo que este vetedero ya fue intervenido en junio del año pasado por el SEPRONA y se detuvo a varias personas que cobraban por aceptar los residuos ilegalmente en la zona.

La portavoz del grupo naranja lamentó que el presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, declarara en junio del año pasado estar a la espera de la decisión del juzgado para proceder a la limpieza del vertedero y que, cuando este se pronunció, y le pidieron que realizara esta labor de forma subsidiaria «se negó, basándose en la presencia de amianto en el solar».

Pomar recordó que a escasos metros de este vertedero se encuentra un colegio, un polideportivo municipal, un estadio de fútbol y un supermercado, por lo que se trata de una zona muy concurrida, no de un lugar de difícil acceso».

Igualmente, la portavoz del grupo liberal solicitó «contundencia» al Ayuntamiento «para evitar el incremento de zonas de vertido en la ciudad».