Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Son Cànoves será la sede de un centro de cultura popular

Se prevé que el proyecto, que ocupará parte de la planta baja de la antigua ‘possessió’ del Secar de la Real, se ejecute a lo largo de este año

El nuevo centro ocupará 170 metros cuadrados de la planta baja del edificio rehabilitado. DM

Una parte de la planta baja de la possessió de Son Cànoves, que ahora alberga ya la biblioteca municipal, y el Casal de Barrio del Secar de la Real se van a destinar por parte de la concejalía de Cultura del ayuntamiento de Palma a un Centro de Cultura Popular.

Se considera idóneo este emplazamiento, entre otras razones, porque la biblioteca municipal inaugurada hace poco más de una década en estas antiguas casas de possessió de propiedad municipal que fueron rehabilitadas, ya está especializada precisamente en esta materia.

Igualmente, se señala que la selección de esta ubicación no es fortuita, puesto que el Secar de la Real es una barriada vinculada estrechamente a la cultura popular y, en especial, al histórico monasterio.

La concejalía de Cultura, que promueve la iniciativa, ya cuenta con una aportación de 200.000 euros procedentes de la Ley de Capitalidad para ejecutarla. El objeto de esta intervención consistirá en la adecuación de parte de las salas de la planta baja de este edificio del siglo XIX, cuya rehabilitación, realizada entre 2008 y 2011, dejó pendiente de definir el uso y los acabados de las obras de una parte de la planta baja con una superficie de 170 metros cuadrados, aproximadamente, que es el espacio que ocupará el nuevo Centre de Cultura Popular.

En el mismo edificio funciona desde hace una década la biblioteca y el Casal de Barri. | DM

Se pretende que este nuevo centro se convierta en un espacio destinado a la promoción del patrimonio inmaterial, desde el cual las entidades trabajen en un proyecto cultural que beneficie a la ciudadanía y que también repercutirá en una mejora de la barriada del Secar de la Real y su entorno, tal como se indica en la propuesta presentada para su financiación por los fondos de capitalidad. De esta forma, se prevé proceder este mismo año a la finalización de la rehabilitación del edificio dando uso a un espacio que hace más de ocho años que está inacabado y que, a su vez, constituye una reivindicación vecinal. Asimismo, se considera que esta ubicación es la más idónea porque se trata de una zona histórica de un gran valor patrimonial y de un importante crecimiento que precisa ser dotada de nuevos proyectos culturales, a la vez que se consigue la descentralización de los espacios y la oferta.

Compartir el artículo

stats