Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gasolinera de plaza Progrés denuncia a Cort ante los tribunales su cierre

Interpone recurso contra el Plan Especial de Protección Arquitectónica de la barriada de Santa Catalina

Imagen de la gasolinera de la plaza Progrés. B. Ramon

La propiedad de la gasolinera ubicada en la plaza Progrés de Palma ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el ayuntamiento de Palma que quiere clausurar la instalación. El recurso es contra el Plan Especial de Protección Arquitectónica de Santa Catalina, que pretende reconvertir la plaza Progrés en un espacio público ajardinado para el disfrute de los vecinos y sin instalaciones privadas.

Hay que recordar que el ayuntamiento de Palma dio un mes a esta gasolinera, junto a la de Avenidas y la de la plaza de las Columnas, para que cesaran su actividad y sellaran sus depósitos de combustible. El argumento de Cort es que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana no contemplaba estas instalaciones en calles y plazas. De igual modo, apuntaba que las concesiones para la explotación de las gasolineras había caducado en el año 2008.

En el caso de la de la plaza Progrés se une también que con el Plan Especial de Protección Arquitectónica de Santa Catalina esta instalación de venta de combustible choca con los planes de Cort.

Los vecinos también en contra

Por otra parte, no solo son los propietarios de la gasolinera los que están en contra del plan de la barriada. La Associació de Veïns i Amics de Santa Catalina rechazaba en octubre el Plan Especial de protección arquitectónica de este barrio, que se había aprobado ese mismo mes en el pleno de Cort. Vecinos y comerciantes consideran que la restricción del tráfico que prevé será la «condena» del mercado y del futuro económico de muchas familias que viven de sus negocios ubicados en la popular barriada palmesana de Santa Catalina.

Compartir el artículo

stats